Fernando Ónega
Opinión

Nueve siglos en unos minutos

Fernando Ónega
Notre Dame

Cuando veía las llamas, me preguntaba si era esa la imagen que quería Hitler cuando preguntó si ardía París después de la invasión nazi. A lo peor es un símbolo de muchas cosas y el anuncio de otras, porque Nôtre Dame siempre estuvo rodeada de misterios y simbologías que iban mucho más allá del culto. Tras el desastre, una reflexión: ¿cómo están las catedrales europeas de medidas de seguridad? ¿Están revisadas las zonas de peligro en edificios de tanta madera y material inflamable, el mantenimiento de las conducciones eléctricas, los mecanismos antiincendios? Permítanme la duda desde una llamada de atención a los poderes religioso y civil: un incendio tarda unos minutos en destruir lo que el hombre tardó más de un siglo en levantar.