Internacional

¿Cómo participó España en la Guerra de la Independencia de EEUU?

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Jueves 4 de julio de 2019

2 minutos

El 4 de julio se conmemora la victoria sobre los británicos en un conflicto donde España fue clave

 España en la Guerra de la Independencia de EE.UU.

La colonización que ha hecho Hollywood en el mundo del cine ha provocado que muchas veces sepamos más de la historia de Estados Unidos que de la nuestra. Y su Guerra de la Independencia es un buen ejemplo de ello.

Un buen puñado de películas muestran cómo George Washington y los suyos se levantaron en armas contra Inglaterra y comenzaron un proceso de independencia que llevaría a la formación de la que hoy es primera potencia mundial. Sin embargo, la mayoría de ellas rara vez se detienen en la influencia de Francia y España en la victoria final sobre los ingleses, y en cómo el conflicto en esas colonias también tuvo incidencia en el Caribe e incluso en Europa.

El patriota
Fotograma de 'El Patriota', de Columbia Pictures

¿Cuándo ocurrió?

La Guerra de Independencia de Estados Unidos se prolongó desde 1775 hasta 1783, con la firma del Tratado de París. Al inicio del conflicto, las colonias americanas del imperio británico comenzaron sus protestas contra las decisiones político-económicas que llegaban desde Londres. El objetivo no era otro que terminar deshaciéndose de su poder y formar un nuevo país, como así ocurrió.

En cuanto a España, habían pasado 12 años desde la derrota que junto a Francia había cosechado frente a Inglaterra en la guerra de los Siete Años. Así que aquel incipiente conflicto era visto con buenos ojos en Madrid. A fin de cuentas, cualquier ataque al enemigo inglés suponía una oportunidad para recuperar el terreno perdido.

Batalla de Saratoga

No obstante, el imperio español no apoyaría a los nuevos EE.UU. públicamente desde el comienzo. Claro que a través del gobernador de Luisiana Bernardo de Gálvez sí que ayudó con el envío de 120.000 reales de a ocho, además de cañones, mosquetes, bayonetas, granadas, tiendas de campaña… y todo tipo de pertrechos para la guerra. Con este equipo Estados Unidos ganó la batalla de Saratoga. Era el momento de entrar en el conflicto.

Francia y España declararon también la guerra a Inglaterra, apoyando de ese modo al nuevo gobierno estadounidense, que a partir de ese momento se aprovecharía de que Inglaterra debía atender diversos frentes.

Victorias españolas y fin de la guerra

España se había propuesto echar a los británicos del Golfo de México y devolver la afrenta del Tratado de París de 1763 (no es el mismo que el de 1783). Así que atacó Pensacola, Mobila y Nueva Providencia, logrando victorias; recuperó Menorca e incluso sitió Gibraltar. Esto provocó que Inglaterra tuviera que enviar sus efectivos a conservar su mayor joya en el Mediterráneo.

La intervención española y francesa, por lo tanto, resultó capital para que la empresa de George Washington llegara a buen puerto y concluyera con la independencia de las 13 colonias. El primer presidente de la nueva república reconoció esto y en el desfile del 4 de julio, Bernardo Gálvez desfiló a su derecha reconociendo así su papel en el conflicto.

Eso sí, para España la Guerra de la Independencia de EE.UU. tuvo un saldo muy satisfactorio: mantuvo los territorios recuperados de Florida oriental y Menorca, recuperó las costas de Honduras, Nicaragua y Campeche, así como la colonia de Providencia. Eso sí, Gibraltar seguiría (y sigue) en manos inglesas.

0

No hay comentarios ¿Te animas?