Internacional

Margaret Thatcher, la "dama de hierro" que gobernó durante 11 años

Carlos Zapatero

Lunes 8 de abril de 2019

2 minutos

Se cumplen seis años de su fallecimiento y recordamos la trayectoria de política inglesa

Margaret Thatcher, se cumple el sexto aniversario de su fallecimiento (Europa Press)

El Ritz de Londres fue el escenario de su muerte el 8 de abril de 2013. Considerada como un icono en las Islas Británicas, Margaret Thatcher fue la primera mujer en alcanzar el cargo de primera ministra de Reino Unido. Era el año 1979 y su voz irrumpió en Europa con una fuerza.

Alcanzó el liderazgo del Partido Conservador

La influencia de su marido Denis introdujo a Thatcher en el ámbito de la política. Su carrera en este campo fue más que fructífera. En 1959 ganó su escaño en la Cámara de los Comunes, pero no fue hasta el año 1975 cuando derrocó a Edward Heath y se hizo con el control de su partido. Cuatro años más tarde, Margaret Thatcher se convertía en la primera mujer británica que asumía el honor de convertirse en Primera Ministra. Un puesto que mantuvo hasta el 22 de noviembre de 1990. 

En su carrera política guio al país británico en la Guerra de las Malvinas. Además apoyó diversas iniciativas políticas, como la reducción del intervencionismo estatal en cualquier decisión económica. Thatcher también impulsó la privatización y negó la expansión gubernamental a lo largo toda su carrera al frente del país, consiguiendo tantos detractores por parte de la izquierda como apoyos en la derecha.

'Los años de Downing Street'

Los acontecimientos que marcaron su vida quedaron recogidos en Los años de Downing Street, la autobiografía publicada por la Editorial Aguilar. Corría el año 1993 y la conocida como "Dama de Hierro" hacia pública su vida profesional, con ligeros tintes personales. En su biografía narra sus orígenes. Una infancia austera que sirvió de pretexto para definir su inclinación política. Defensora de los mismos ideales que transmitía su partido, sentaba en el esfuerzo la base para la consecución de cualquier objetivo

Su figura se convirtió en uno de los objetivos a derrotar por parte no solo de la izquierda británica, sino también de la izquierda mundial. La privatización, la flexibilización del sector laboral y la desregulación del sector financiero fueron los principales motivos. Su obsesión por la implantación de la conocida poll tax, mediante la que pretendía gravar a todos los ciudadanos un impuesto único, independiente de su nivel de ingresos, fue una de las causas que terminó por forzar su dimisión.

0

No hay comentarios ¿Te animas?