Internacional

Rainiero III y Grace Kelly y otras bodas que marcaron el siglo XX

Mariola Báez

Viernes 19 de abril de 2019

2 minutos

Aunque para muchos fue la boda del siglo, ha habido otras que han levantado máxima expectación

Boda Rainiero y Grace Kelly (bigstock)

Más de seis décadas (el 19 de abril de 1956) han pasado desde la boda del príncipe Rainiero y la actriz norteamericana Grace Kelly que, en ese momento, pasaba a convertirse, además de en esposa, en su Alteza Serenísima. El pueblo monegasco se volcó en el gran acontecimiento y aunque hubo importantes ausencias por parte de casas reales europeas, el famoso enlace, que muchos vieron como un cuento de hadas hecho realidad, supuso el inicio de la época más glamurosa del Principado de Mónaco

Además de la boda del Grace y Rainiero, en el siglo XX ha habido otras que han levantado verdadera expectación en todo el mundo. Si hay una que destaca sobre todas, fue la que unió al príncipe Carlos de Inglaterra y Lady Diana Spencer, el 29 de julio de 1981, en la londinense catedral de San Pablo, cuando ella tenía apenas 20 años.

De nuevo se repetía la historia de cómo una joven, no perteneciente a la realeza, llegaba a lo mas alto. La boda fue restransmitida por televisiones de todo el mundo y tuvo una audiencia de más de 700 millones de espectadores La candidez de Lady Di hizo que su popularidad alcanzase niveles nunca vistos, y su fama, como todos sabemos, le acompañó hasta su trágico final.

Políticos, actores, cantantes, futbolistas… bodas que no pasaron desapercibidas

Sin duda, las bodas reales son la que más interés despiertan y han despertado, pero a lo largo del siglo pasado ha habido otras que también han tenido a medio mundo como “invitado” más o menos bienvenido.

En 1953 se casaban Jonh F. Kennedy y Jacqueline Bouvier. Especialmente en Estados Unidos, el acontecimiento se vivió casi como si de una boda real se tratase. Máxima expectación ante el vestido de la novia, icono de moda en los años 50 y 60, y total seguimiento de la "encantadora" pareja que llegaría, unos años después, a la Casa Blanca.

En otro escalafón y aunque sea por número de veces, en la lista de bodas sonadas no puede faltar el “doblete” protagonizado por los actores Richard Burton y Elisabeth Taylor. Sus amores tormentosos, incluyendo pleitos y reconciliaciones varias, se convirtieron en un “culebrón” de los más seguidos de los años 60. Se conocieron en 1962, durante el rodaje de Cleopatra, cuando los dos estaban casados (un escándalo) y contrajeron matrimonio en 1964. La prensa de la época se hizo eco del particular matrimonio. Pese a sus idas y venidas estuvieron juntos 10 años, hasta que se separaron para volver a casarse en 1976 (duraron unos meses y volvieron a divorciarse).

Ya en fechas más recientes, 1999 trajo otra boda “curiosa” y despertó gran interés mediático. Fue la de, por aquel entonces, ídolo del futbol David Beckham y Victoria Adams, la Spice Girl “pija”. Se casaron un 4 de julio, con un despliegue importante que incluia la celebración en un maravilloso castillo de Irlanda. Gran expectación entre otras cosas porque muchos no daban “un duro” por la relación (así somos), pero ahí siguen, 20 años después.

0

No hay comentarios ¿Te animas?