Sociedad

Los mejores mensajes del Papa Francisco sobre las personas mayores

María Bonillo

Foto: Bigstock

Miércoles 16 de marzo de 2022

3 minutos

El Pontífice recuerda habitualmente que este colectivo es una parte esencial de la sociedad

Los mejores mensajes del Papa Francisco sobre las personas mayores. Foto: Bigstock
María Bonillo

Foto: Bigstock

Miércoles 16 de marzo de 2022

3 minutos

Las personas mayores han estado presentes en muchos de los mensajes que el Papa Francisco ha compartido en los últimos meses, haciendo especial hincapié en temas como la soledad, el diálogo intergeneracional y lo que él llama la "cultura del desastre", de la que los mayores son víctimas. 

En la Jornada Mundial de los Mayores, el Papa aprovecha anualmente la ocasión para recordar a jóvenes y mayores que estos son una parte esencial de la sociedad, y no se les puede dejar atrás ni olvidar.

Recientemente, denunciaba el "totalitarismo dominante" que "exalta la juventud y desprecia la vejez", criticando que los mayores sean tratados como "material de descarte" y "un peso", e instando a la sociedad a crear un diálogo intergeneracional: "Si los abuelos se repliegan en sus melancolías, los jóvenes se encorvarán aún más en su smartphone (o teléfonos inteligentes)".

Este es solo uno de los muchos mensajes que el Papa ha dedicado a este colectivo, y que la Agencia internacional de noticias, Rome Reports, especializada en la actividad del Papa y del Vaticano, ha recopilado en un vídeo. 

 

 

"Los ancianos son vistos a menudo como un peso. En la dramática primera fase de la pandemia fueron ellos los que pagaron el precio más alto. Ya eran la parte débil y descuidada, no los mirábamos demasiado en vida, ni siquiera los vimos morir", son algunos de esos mensajes que han querido recordar, en los que también se resaltaba el valor de las personas mayores y todo lo que pueden aportar, si se les permite.

"¿Cuál es nuestra vocación hoy, a nuestra edad? Conservar las raíces, transmitir la fe a los jóvenes y cuidar de los más pequeños", recordaban. "No importa la edad que tengas, que sigas trabajando o no, si estás solo o tienes familia, si te conviertes en abuelo o abuela a una edad temprana o más tarde, si sigues siendo independiente o necesitas ayuda. Porque no hay edad para jubilarse del trabajo de anunciar el Evangelio". 

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor