Sociedad

Un padre y un hijo británicos recrean el Orient Express para personas con demencia

65ymás

Foto: Oak View

Domingo 16 de febrero de 2020

2 minutos

Los usuarios de la residencia en la que está instalado hacen cola en el andén "hacia su pasado"

Orient Express

La ingeniosa idea de un padre y un hijo británicos de crear un vagón de tren estilo 'Orient Express' está ayudando a las personas con demencia a viajar en el tiempo, según publica la versión británica de Huffington Post. Steve Geach y su hijo universitario Liam han sido los encargados de crear esta instalación para Oak view, un lujoso grupo de residencias de ancianos en Hampshire, al sur de Inglaterra, que han ideado ellos mismos antes de que un carpintero procediese a construir la recreación del histórico tren que inspiró a la mismísima Agatha Christie.

Mientras que Steve proporcionó los bocetos de cómo quería que se viera el carruaje, Liam se encargó de la tecnología: un par de pantallas de TV dentro del vagón imitando un tren antiguo. El joven ha declarado al diario británico que han intentado ser fieles a la realidad y mantener el diseño de original incluso en la iluminación ya que las lámparas son como las originales del Orient Express. "Los residentes lo han encontrado absolutamente fantástico. Hemos tenido muchos mayores esperando en la puerta para ser admitidos, igual que si estuviesen esperando en el andén", ha declarado. 

 

Un viaje por el carril de la memoria

La pareja está ansiosa por usar la tecnología para mejorar la vida de los residentes y ayudarlos a hacer "un viaje por el carril de la memoria", especialmente porque, en el pasado, la mayoría de las vacaciones habrían comenzado "cogiendo un tren". La idea surgió a partir de que Steve notó que muchos residentes con demencia, solían tener problemas de localización y sentían la necesidad de irse y sentarse en una parada de autobús para intentar llegar a casa. "Era horrible tener que decirle a las personas con demencia cada 10 minutos que no podían viajar de regreso para ver a su madre porque ella ya no estaba viva", explica Steve al medio británico.

Para evitar este ciclo de angustia, decidió instalar una parada de autobús dentro de la residencia Willow Lodge. Los residentes podían ir allí, sentarse y tomar un sándwich mientras esperaban el autobús. Esto, según sus promototes, les proporcionaba una vía de escape, aunque solo fuera por un tiempo. Su próximo proyecto fue una versión básica de un vagón de tren en otra de las residencias de ancianos del grupo, Shedfield Lodge. El "vagón" estaba formado por dos sillones, una mesa y una pantalla de televisión que mostraban un paisaje ondulado, con cortinas a ambos lados de la pantalla.

Captura de pantalla 2020 02 14 a las 14.06.12  

Pero la instalación del vagón de tren Orient Express es su mayor empresa hasta la fecha, ya que tardaron más de un mes en crearlo, con un coste elevadísimo de 8.000 libras. El carruaje puede acomodar a ocho personas, por lo que los residentes pueden invitar a familiares y amigos (o incluso organizar una fiesta) y el personal del hogar de cuidado brinda un servicio de plata por la tarde para dar vida a la experiencia de cinco estrellas, según explican. 

"Hay muchos hogares que se beneficiarían de esto", agrega Steve, que está feliz de compartir sus diseños y ofrecer consultas gratuitas a otros. "Entré en esta industria en 1996 por amor genuino a las personas mayores", dice, pero "la tecnología no existía". En última instancia, quiere utilizar la tecnología como para permitir que las personas mayores pasen sus últimos años de la mejor manera posible.

0

No hay comentarios ¿Te animas?