Sociedad

El peligro del día de cobro de la pensión: cuidado, los ladrones están al acecho

Pablo Recio

Lunes 22 de noviembre de 2021

12 minutos

Los mayores reclaman que "abran la caja más tiempo, para no cobrar en el cajero"

El día de cobro de la pensión: el momento preferido por los ladrones para robar o hurtar
Pablo Recio

Lunes 22 de noviembre de 2021

12 minutos

Basta con bajar a la calle y dar una breve vuelta por dos o tres entidades bancarias para comprobar que, de manera rutinaria, entre los días 22 y 25 de cada mes, muchos mayores forman colas delante de sus oficinas de referencia para actualizar la libreta o para retirar una parte o todo el dinero abonado por la Seguridad Social, entre otras gestiones.  

Es una costumbre que se ha ido perdiendo con la aparición de la banca online, pero que los más mayores con menor manejo de las tecnologías, continúan siguiendo casi religiosamente, acostumbrados a los servicios presenciales.

Aumenta el riesgo de robo

Sin embargo, este tipo de hábito podría ser peligroso y contraproducente. La razón: el riesgo de sufrir un robo/hurto o de ser estafado aumenta muy considerablemente. 

Y es que en los días de cobro de la pensión se combinan una serie de factores de riesgo que dejan a los más vulnerables en una situación de desprotección, convirtiéndoles en presa fácil para los ladrones. 

No hace falta ser experto en seguridad para comprobarlo. Es tan sencillo como pasar media hora delante de una oficina, uno de esos días, a fin de verificar lo fácil que lo tienen los delincuentes para elegir a sus víctimas y realizar este tipo de delitos. 

65Ymás ha hecho la prueba y ha podido corroborar –observando y preguntando a los clientes de una entidad elegida al azar en el centro de Madrid– como las largas colas provocadas por el cierre de oficinas y la reducción de los horarios de ventanilla –de 8:30 a 11– o el que muchos se vean obligados a usar el cajero exterior para retirar dinero –en caja suelen cobrar comisión– son factores que hacen que los clientes más mayores –80 o más años– se despisten y bajen la guardia, convirtiéndose en potenciales víctimas.

 

Víctimas de los ladrones

Y todos estos factores de vulnerabilidad se traducen, por desgracia, en un mayor número de robos, según explican a este diario desde los cuerpos y fuerzas de seguridad. 

Eso sí, no existen estadísticas de acceso público que indiquen cuántos mayores son víctimas de este tipo de delito cada año ni sobre si han aumentado a raíz de la reducción de los horarios de caja.

Lo único que se puede afirmar, con datos oficiales en la mano, es que los robos dentro de entidades bancarias a personas de más de 65 años –minoritarios– aumentaron en 2021, respecto a 2019. 

Y también se puede aseverar que los hurtos que padece este colectivo aumentaron entre 2008 y 2019 alrededor de un 17%. Todo ello, excluyendo 2020 de las estadísticas, ya que el Estado de Alarma modificó la conducta normal de la población. 

Año

2019

(enero a agosto)

2020

(enero a agosto)

2021

(enero a agosto)

Robos dentro de sucursales a mayores de 65 años 6 3 14
Fuente: Ministerio de Interior.

El día de cobro de la pensión

Aun así, haya o no cifras más o menos concretas, lo que sí que es un hecho contrastado es que la fecha de cobro de la pensión supone un reclamo para los ladrones y que los delitos de este tipo son más numerosos en esos momentos, según confirman tanto la Policía Nacional (@policia) como los Mossos de Escuadra (@mossos). 

Prueba de ello, es que, con cierta periodicidad, se desarticulan bandas organizadas o se detienen a personas que se dedican a estas actividades delictivas. La última, y más mediática, fue un grupo que utilizaba a niños para atracar a mayores en cajeros en Madrid. 

De esta manera, aunque España es un país relativamente seguro, el problema es real. Es más, en 2010 se creó el Plan Mayor Seguridad del Ministerio de Interior con, entre otros objetivos, prevenir este tipo de delitos, dando consejos a los más mayores como memorizar las claves de las tarjetas, tapar los teclados, ir acompañados o evitar sacar grandes cantidades de dinero de golpe. 

E incluso los propios Mossos de Escuadra aseguran a este periódico que refuerzan el patrullaje cerca de las oficinas bancarias esos días, en búsqueda de sospechosos que permanezcan al acecho de los más mayores. 

“A finales de mes, establecemos un refuerzo dirigido, de manera que estamos más atentos a las inmediaciones de las entidades bancarias. A nivel de estadísticas es difícil comparar periodos, pero desde 2008 marcamos estos días para hacer este tipo de patrullaje", reconoce el sargento de la Unidad Central de Proximidad de Atención Al Ciudadano de los Mossos, Guillem Moset. 

Más hurtos que robos

Con todo, matiza un portavoz del Plan Mayor Seguridad, los robos a mayores con violencia e intimidación no son tan comunes en los bancos o en sus inmediaciones sino más bien los hurtos o las estafas. 

Y una de las razones puede tener que ver con el perfil de la víctima: al ser normalmente personas vulnerables, las secuelas por un enfrentamiento son importantes.

Es decir, apostilla el representante de los Mossos, al igual que los ladrones van a tender a cometer el delito fuera en vez de dentro de la sucursal –por las cámaras–, también intentarán, por lo general, causar el menor daño, para evitar una pena superior, aunque “a veces calculan mal, la persona se resiste, hay un empujón, se cae al suelo, se rompe algo y ya es un robo con violencia”.  

datos interior robos mayores
En azul: hurtos a mayores. En naranja: robos a mayores en vía pública. Fuente: Ministerio de Interior. 

Modus operandi

Por otra parte, en cuanto a cómo suelen efectuar estos delitos, lo más común es que la sustracción del dinero se realice fuera de la entidad y que haya dos cómplices involucrados en el delito, cuenta el sargento de los Mossos. 

Uno de ellos espera fuera, lejos de las cámaras de seguridad, y sería el responsable del robo. Y el otro, hace de vigía, cerca o incluso dentro del banco –fingiendo que hace cola–.

A continuación, el que está en la entidad elige a la víctima, según cuánto dinero pide en la caja o saca del cajero, y en base a su apariencia (ostentación) o vulnerabilidad física o mental. Posteriormente, le indica por teléfono a su compinche cuál ha elegido, para que éste sustraiga el importe, a la salida.  

Y en estos casos de hurtos, los lugares favoritos escogidos por los ladrones son los barrios más bulliciosos en los que las personas no se conocen entre ellas y donde hay un gran número de personas deambulando por la calle.

Pero también hay otras modalidades algo más sofisticadas, puntualiza el portavoz del Plan Mayor Seguridad, de quedarse con el dinero de los mayores. Y uno de los más complejos y difícilmente evitables, si no se mantiene una postura de seguridad constante, es el de "la siembra".

"Generalmente, se suele practicar en cajeros interiores. Hay entidades bancarias que los tienen continuos y el modus operandi consiste en seleccionar a la posible víctima según evidencias del momento: si va acompañada, si se la ve despistada u otros factores de vulnerabilidad. ¿Qué es lo que hacen? Uno de los actores se coloca al lado del cajero y practica una táctica de despiste para ganarse la confianza del mayor. Luego, llega un momento en el que consigue visualizar el teclado para ver el código PIN de la tarjeta, lo memoriza y lo envía a un segundo infractor –generalmente, por móvil–. Este último entra en la entidad y, en ese momento, uno de ellos tira dinero al suelo. Y cuando la persona mayor se agacha a recogerlo, se produce el cambio de tarjeta, que se introduce en el cajero adyacente y, en vez de sacar 50, 100 o 200 euros, se retira el máximo posible que permita el banco", relatan desde Plan Mayor Seguridad. 

Aumentar la formación y los horarios de caja 

Eso sí, puntualizan los agentes consultados, muchos de estos delitos podrían prevenirse si todos los mayores aplicasen determinadas medidas de prevención y, también, precisa el portavoz de los Mossos, si las entidades bancarias revisasen los horarios de atención, formasen a los mayores en el uso de la banca online o acompañasen a los más vulnerables cuando usan el cajero. 

"Que las entidades sólo ofrezcan el reintegro en ventanilla durante pocas horas o atiendan a la gente mayor en cajeros va a en contra de su seguridad”, opina el portavoz de los Mossos. 

Coincide con el agente el presidente de la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (@CEOMA_ong), Juan Manuel Martínez. "El problema es la digitalización y el seguir unos sistemas que son difíciles de utilizar. Hay que hacer disposiciones transitorias. Es decir, una serie de acciones concretas para que la sociedad se adapte. Deben meter personas que estén asesorándolos en el manejo de estos sistemas”, propone. “Igual que hacemos que las ciudades sean amigables, los cajeros y las oficinas deben serlo", prosigue.

Y todo ello, argumenta, redundaría en una mayor seguridad, puesto que, en ciertas ocasiones, los ladrones fingen ayudar al mayor para realizar el hurto. 

Por esta razón, para Martínez, la solución pasa por más formación y por "que abran el sistema de la caja más tiempo, para que no tengan que cobrar la pensión a través del cajero”. 

mapa robos 2019 por comunidad
Hurtos a mayores de 65 años en 2019, según comunidad autónoma. Fuente: Ministerio de Interior.

 

Un diagnóstico con el que coincide el portavoz de la asociación de consumidores FACUA (@facua), Rubén Sánchez. “Lo que está claro es que la banca reduce el horario y eso hace mucho más fácil a los ladrones saber en qué horas van a ir los mayores a cobrar la pensión, más allá del hecho de que les orienten a sacarlo en cajeros”, opina. 

A pesar de todo, para el presidente de ADICAE (@ADICAE), Manuel Pardos Vicente, "los horarios determinados claro que pueden hacer más sencillo el robo, pero no se puede acusar a la banca de facilitarlos”. Es más, la banca digital sería más segura, a su parecer, y por ello, se hace importante la formación de los mayores. 

Ahora bien, Vicente conviene en que no es de recibo que los servicios presenciales hayan "empeorado" en los últimos años. "La banca es un comercio como otro cualquiera, y pone sus condiciones, pero también es un servicio esencial como la electricidad o el agua. Por eso, tienen que dar a los clientes servicios básicos no abusivos y con toda garantía y seguridad. No se lo pueden negar a nadie", concluye. 

Así pues, la pelota queda ahora en el tejado de las entidades bancarias. "Depende de la política comercial de cada entidad y de acuerdo con sus posibilidades, con el objetivo siempre de dar el mejor servicio posible a sus clientes", señalan desde la Asociación Española de Banca (@Aebanca), cuando se les pregunta sobre su opinión sobre una posible ampliación del horario de caja. "Es importante que nuestros mayores estén concienciados de la necesidad de mantener medidas de seguridad en todos los ámbitos", añaden. 

Cabe matizar que, por el momento, algunas compañías tratan de formar a los mayores en banca digital, pero sigue siendo una gran tarea pendiente para muchos otros.

 robos a mayores

Consejos

Mientras, la Policía y los Mossos dan una serie de consejos a los más mayores para evitar estos robos y hurtos:

  • Ir acompañado al banco –siempre que se pueda–. 
  • Comprobar que no hay nadie sospechoso antes de salir y entrar al cajero –aunque a veces los ladrones siguen patrones de comportamiento "normales para ganarse la confianza" de la víctima–.
  • Mantener una postura de seguridad cuando se realiza la gestión en cuestión. 
  • Usar cajeros interiores o la ventanilla –cuentan con cámaras de vídeo–. 
  • Tapar el teclado con una mano cuando se introduzca el código PIN. 
  • No distraerse. 
  • No volver por el mismo camino siempre, evitar rutinas e intentar ir a por el dinero de la pensión en días distintos cada mes. 
  • No sacar importes grandes y fraccionar las retiradas.
  • No hacer ostentación ni dar a entender que se va a por una gran suma de dinero, si así fuese.
  • Tener cuidado con las conversaciones que se tienen y la información que se da en público.
  • Guardar el importe en un lugar seguro y tratar que quede a la vista el mínimo tiempo posible. 
  • Cuidado en Diciembre y en verano: los ladrones saben que se cobra una paga extra.
  • Llamar al 091 si ve algo sospechoso. 

Sobre el autor:

Pablo Recio

Pablo Recio

Pablo Recio es periodista especializado en sociedad y salud, es graduado en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid y comenzó su carrera profesional en el diario El Mundo cubriendo información cultural y económica. 

En 65Ymás, ha contado el drama vivido en las residencias durante la pandemia y ha sacado diferentes exclusivas de impacto como 81 menús de residencias de mayores, a examen: "Baja calidad nutricional y abuso de procesados"que fue citado en una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid. 

Además, es cofundador de la radio online Irradiando y cuenta con un máster en Gobernanza y Derechos Humanos por la Universidad Autónoma de Madrid y otro en Periodismo por el CEU San Pablo/Unidad Editorial. 

… saber más sobre el autor