Sociedad

Una residencia de Barcelona, la primera en España en adoptar el modelo nórdico

María Bonillo

Foto: Facebook: @resibarcelona

Miércoles 29 de septiembre de 2021

3 minutos

"Me ha cambiado la vida. Antes no era feliz y ahora siento que vivo en familia"

Una residencia de mayores de Barcelona es la primera en adoptar el modelo nórdico
María Bonillo

Foto: Facebook: @resibarcelona

Miércoles 29 de septiembre de 2021

3 minutos

Una residencia de Barcelona ha sido la primera en adoptar el modelo nórdico, que apuesta por sistemas de atención domiciliaria, el cual ya ha demostrado ser muy eficaz y adecuado para proteger tanto el deseo como las condiciones de bienestar de los mayores

De esta forma, la residencia de Sant Adrià se ha convertido en la primera en dar más autonomía a los usuarios, construyendo 6 hogares dentro de la residencia destinados a albergar a 18 mayores. El objetivo de estos hogares es que los mayores residentes se sientan como en casa, una iniciativa que ya está mostrando sus beneficios.

"Me ha cambiado la vida", explica Ángeles, una de las 18 mayores del primer hogar construído dentro de la residencia. "Antes no era feliz y ahora siento que vivo en familia", añade.

Cada usuario tiene su propio piso, según informa Nius, con asistencia geriátrica y salas comunes, con habitaciones más grandes y todos los espacios comunes propios de un piso, como baño, comedor, cocina, sala de estar y terraza. Este modelo permite a los residentes levantarse a la hora que quieran, pueden hacer su propio desayuno en su cocina, realizar distintas actividades e incluso recibir la visita de la enfermera en su habitación. 

La residencia cuenta con un equipo de seis gerocultores, fisioterapeutas, psicólogos, enfermeros y doctores que acuden y aportan herramientas para que el día a día de los residentes sea diferente.

 

Algo inédito

Este tipo de residencias permiten ofrecer a los mayores una mayor autonomía, además de acabar con la soledad que sufren y el sentimiento de aburrimiento y de que no se sienten útiles. De esta forma, los residentes pueden tomar sus propias decisiones, tienen una mayor tranquilidad y menores niveles de ansiedad y estrés.

El centro también permite que los residentes tengan sus propias mascotas, algo que nunca antes se había visto y que sorprende a la gente.

 

Una residencia de mayores de Barcelona es la primera en adoptar el modelo nórdico

 

Tras la crisis de coronavirus, se mostró la intención en España de revisar el modelo de las residencias de mayores y considerar un sistema de atención parecido al de los países escandinavos (en países como Suecia o Dinamarca se lleva aplicando durante mucho tiempo, siendo perfeccionado con el paso de los años), que obligaría a revisar completamente el actual, comenzando por la cantidad de dinero que el Estado destina por plaza y usuario (muy inferior en España) y pasando también por la propia concepción de los edificios, para convertirlos en lugares de convivencia. Por el momento, esta residencia de Barcelona ha sido la primera en atreverse con este nuevo modelo. 

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor