Sociedad

Los sindicatos, sobre la partida de Dependencia de los PGE 2021: "Es una broma"

Pablo Recio

Miércoles 28 de octubre de 2020

1 minuto

Critican que el Estado no quiera asumir una mayor aportación

Los sindicatos, sobre la partida de Dependencia de los PGE 2021: "Es una broma"
Pablo Recio

Miércoles 28 de octubre de 2020

1 minuto

Las principales partidas del borrador de los Presupuestos Generales del Estado de 2021 se han dado a conocer este martes en una rueda de prensa celebrada después del Consejo de Ministros y, entre estas partidas, como ya se prometió hace unos días, se encuentran los Servicios Sociales, que verán incrementados su dotación presupuestaria.

En concreto, según especifica el Gobierno, se destinarán 600 millones de euros para reducir las listas de espera y pagar prestaciones y 700 millones de Fondos Europeos para inversión "a medio plazo" en infraestructuras y para cambiar el modelo de cuidados, según indican desde la Vicepresidencia de Derechos Sociales y Agenda 2030. Así, con estos Presupuestos se incrementaría la dotación en Servicios Sociales en un 34,4%, según el Ejecutivo.

En respuesta a 65Ymás, la Ministra de Hacienda y Portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha señalado que "una de las políticas que se beneficia más de estos Presupuestos es la Ley de Dependencia", que recibirá 600 millones más de dotación. 

Por otro lado, ha apuntado que los 700 millones de los Fondos Europeos irán a "proyectos transformadores que aporta el Plan de Recuperación de cara a un ámbito imprescindible para nuestro país como es la economía de cuidados".

"Durante la pandemia hemos aprendido que tenemos que revisar nuestro sistema de cuidados especialmente aquellos que tienen que ver con la protección a las personas mayores. Este presupuesto es una oportunidad, una esperanza para modificar ese sistema", ha señalado. Y ha añadido que las políticas implementadas con esos 700 millones tendrán más que ver con la "atención a domicilio" y "la digitalización". 

Un aumento "insuficiente"

Sin embargo, la mayoría de agentes sociales del sector han considerado que este aumento, que el Gobierno ha calificado como "histórico", es "insuficiente". Y es que, según ha denunciado este martes la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales (@Ascdiresociales), la financiación que en 2019 aportó el Estado fue la más baja "de la historia" y no llegó al 16,1%, correspondiendo a las CCAA el 83,9%.

Por ello, con estos ligeros incrementos de financiación no se llegaría al 50% de participación del Ejecutivo en materia de Dependencia, una dotación que sería la adecuada para acabar con las listas de espera, según lleva años defendiendo esta asociación.

En esta misma línea se han pronunciado los sindicatos UGT (@UGT_Comunica) y CCOO (@CCOO), cuyas federaciones de Dependencia a nivel estatal consideran escaso  dicho aumento. 

"Nos parece una broma. Con datos que aportan ellos mismos (los ministerios), sólo para quitar la lista de espera harían falta 2.300 millones de euros. Nosotros proponemos un acuerdo trianual que supondrían 3.150 millones de euros, y aun así, la financiación estatal se quedaría en el 34%", ha asegurado a este diario el secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de FSS-CCOO, Antonio Cabrera. 

Además, todos esos fondos que debería aportar el Estado tendrían que servir, según Cabrera, para mejorar las ratios de personal que, a su parecer, "son insuficientes". Y más aún en el contexto actual, sostiene, en el que se está produciendo un éxodo de profesionales al sector sanitario debido a la pandemia. "Tenemos 5.000 trabajadores menos", ha sostenido. 

Por otra parte, según el representante de CCOO, el Gobierno debería haber intentado en mayor medida "equiparar la provisión de los servicios de la Dependencia, porque el 80% corresponde al sector privado". 

Por todo ello, el sindicalista ha asegurado a este periódico que se siente defraudado por la no respuesta del Gobierno a las peticiones de los trabajadores. "Han dado el callo, se han contagiado y no han tenido equipos de protección. No se merecen esto", ha criticado. Y ha avisado: "Hicimos una movilización y no descartamos seguir haciéndolas".

Dependencia

 

Por su parte, UGT ve con buenos ojos que se vayan a destinar 700 millones de los Fondos Europeos para servicios sociales, además del plan de choque de 600 millones para las prestaciones de la dependencia. "Bienvenido el aumento y esperamos que repercuta en las condiciones laborales de las trabajadoras. Sin duda, eso mejorará la calidad de la asistencia. En definitiva, es apostar por un sector que tendrá su futuro si se invierte en él", ha comentado la responsable de Dependencia del sindicato, Gracia Álvarez.  

Pese a todo, la sindicalista ha reconocido que estas sumas "siguen siendo insuficientes". "No llegamos al 1% del PIB. En Europa, de media, están cerca del 2%. Y el problema es que acaba repercutiendo en la calidad, porque se contrata a menos gente y las empresas dicen luego que no tienen dinero para hacer subidas salariales", ha apuntado. 

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?