Sucesos

Recuperadas 13 ánforas romanas del siglo I que decoraban una tienda de congelados en Alicante

65ymás

Jueves 23 de julio de 2020

2 minutos

En Santa Pola (Alicante)

La Guardia Civil recupera 13 ánforas romanas que decoraban una tienda de pescado congelado

La Guardia Civil (@guardiacivil), con la colaboración de la Conselleria de Cultura, ha recuperado 13 ánforas romanas, posiblemente del siglo I, así como un ancla metálica del XVIII, que se encontraban en una tienda de productos pesqueros congelados en Santa Pola (Alicante), según ha informado la Generalitat en un comunicado.

La investigación comenzó tras realizar, los agentes del Seprona de la Guardia Civil, una inspección rutinaria en un establecimiento de almacenamiento y comercialización de productos pesqueros congelados en Santa Pola (Alicante). Los agentes observaron varias ánforas de cerámica, en distintos puntos de las instalaciones, un ancla metálica y una placa caliza con una inscripción, piezas que, a primera vista, podrían tener una antigüedad considerable.

Por ello, investigaron al propietario del establecimiento y a su hijo como presuntos autores de un delito contra el patrimonio histórico y otro contra el patrimonio y el orden socioeconómico. Fue el hijo quien encontró los distintos objetos en el mar mientras pescaba y los llevó a la tienda de su padre, donde las tenían expuestas como elementos decorativos.

Los agentes procedieron a la intervención cautelar de todos los objetos y se pusieron en contacto con la Conselleria de Cultura para mostrarles un primer visionado de las imágenes de las piezas que pudo determinar que podrían ser ánforas romanas del siglo I, de gran valor patrimonial y, en especial, una de ellas, podría tener una significativa importancia debido a su exclusividad.

Tras esta primera valoración, los objetos fueron trasladados al Museo del Mar de Santa Pola, para su depósito y autentificación. Allí se procedió a realizar un reconocimiento más exhaustivo de las piezas intervenidas. Los expertos consultados determinaron que se trataban de un total de 13 ánforas romanas de cerámica, posiblemente del siglo I, las cuales se encuentran en distintos estados de conservación, además de un ancla metálica, previsiblemente del siglo XVIII y una placa en caliza con inscripción 'ESTE'.

Las ánforas podrían proceder del expolio de pecios, que son parte del patrimonio histórico de la arqueología subacuática, tan presente en el litoral mediterráneo y, por lo tanto, estarían protegidas. En su mayoría, se trataría de ánforas oleícolas, que eran utilizadas para el transporte de aceite procedente de la zona bética de la península y embarcadas en el Portus Ilicitanus, para su traslado a Roma.

Otras también eran utilizadas para el transporte de vino y de salsas de pescado. Por la morfología que presentaban, podrían tratarse de ánforas dedicadas al almacenamiento y transporte de estos productos.

Por estos hechos, la Guardia Civil procedió a instruir diligencias a este vecino Santa Pola y a su hijo como presuntos autores de un delito contra el patrimonio histórico y otro delito de receptación.

Las diligencias se encuentran en los Juzgados de Instrucción de Elche. Igualmente, las diferentes actas de inspección serán entregadas a la Consellería de Salud Pública y Sanidad Universal y a la Consellería de Agricultura.

1
Encar Hace 2 meses
Menos mal que alguien se preocupa por el.expolio a los tan maltrechos bienes patrimoniales. Enhorabuena por el articulo.