Tecnología

Fibra óptica, todo lo que necesitas saber

Ignacio Casanueva

Sábado 30 de mayo de 2020

2 minutos

Qué es y cómo funciona

Fibra óptica, todo lo que necesitas saber

¿Hay algo más rápido que la luz? Seguramente las ganas de las personas por ver la película del momento, el estreno de la serie que esperabas o escuchar la nueva canción de tu cantante favorito.
Esta necesidad nos hace desear que la velocidad de nuestro internet esté a la altura y nos permita disfrutar de estos pasatiempos sin cortes ni bajadas de calidad. Ya dejamos atrás el modem y nos plantamos en la velocidad ADSL, pero, ya disponemos de otra opción más: la fibra óptica.

Podríamos decir que la fibra óptica es un cable más. Pero no sería del todo cierto. Este cable no está formado por los materiales habituales como el cobre o el aluminio. A diferencia, está compuesto por fibra de vidrio, materiales plásticos, o incluso ambos. Estos componentes hacen que sea mucho más económico que los anteriores.

Las fibras se concentran en el interior del cable, rodeadas por revestimientos con unas características especiales para que pase la luz. Y es aquí el punto diferencial: la fibra óptica funciona mediante pulsos de luz. No transmite electricidad como sus antecesores, sino que estos pulsos los crea un diodo o láser, que transmitidos por esos finos hilos de vidrio, se interpretan como datos y nos traen internet a nuestras casas.

fibra

Una de las ventajas de este tipo de cableado es su velocidad.  Se consiguen velocidades mucho más elevadas, debido a que transmite luz en lugar de electricidad. Ha supuesto un gran avance en cuanto a nuevas tecnologías e Internet, ya que ha multiplicado por 10 la velocidad de este último. Una garantía para mantener el servicio y la calidad de la señal, lo cual se traduce en una mejor experiencia cuando navegamos por la red.

La instalación de esta opción de internet es similar a la de los cables convencionales, además de asegurarnos que la velocidad que nos llega es la realmente contratada con nuestro operador. Si te decantas por ela, no sufrirás interferencias en la navegación por los cambios de temperatura o tensión.

Esta parece la mejor opción, pero como a todo se le puede sacar una parte negativa, en este caso es que no existe una gran red de cobertura que permita a los hogares españoles disponer de ella. La opción más extendida es el ADSL, aunque poco a poco la balanza se está inclinando a su contra.

0

No hay comentarios ¿Te animas?