Cómo

Pedidos por internet: ¿cómo están funcionando en la crisis del coronavirus?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Miércoles 1 de abril de 2020

3 minutos

Los pedidos y las compras online se han multiplicado durante esta esta estada dando lugar a demoras

Pedidos por internet cómo están funcionando en la crisis del coronavirus

Los pedidos y las compras online se han multiplicado durante la crisis del coronavirus Covid-19. Los comercios que están experimentando más saturaciones son los supermercados que en la mayoría de los casos han tenido que limitar este servicio debido a la alta demanda. De hecho, debido a esta situación de excepcionalidad muchos de ellos tardan más de una semana en repartir los pedidos efectuados de este modo.

Distintas medidas

En realidad el funcionamiento a la hora de efectuar un pedido de cualquier producto por internet, es exactamente el mismo. Primero es necesario registrarse con una cuenta a través de un usuario y una contraseña a la que acceder, y una vez hecho este proceso en el que nos piden una serie de datos ya podremos realizar nuestros pedidos. Algunos supermercados han suspendido temporalmente este servicio ante la imposibilidad de ofrecerlo correctamente, como ocurre con Mercadona (@Mercadona). Por su parte, Carrefour (@CarrefourES) lo mantiene pero su acceso se limita por medio de una lista de espera y están realizando las entregas en una media de diez días.

En otros casos te especifican el tiempo de entrega según la ubicación en la que te encuentres. Como alternativa algunas de estas grandes superficies se han aliado con empresas de transporte especializadas y es a través de sus plataformas desde donde se puede realizar los pedidos, tal y como ha hecho Día. Esto es algo que se especifica generalmente de forma clara en cada web. En determinados canales online están dando prioridad también a las personas mayores.

consejos para evitar comprar artículos falsificados en Internet

Como alternativa podemos buscar en internet más opciones además de los supermercados más conocidos, se trata de tiendas digitales de alimentación donde puede que los tiempos de entrega sean menores. Y otra posibilidad a la que podemos a acudir es realizar el pedido online y recogerlo en tienda. Esto no impide que salgamos de casa, pero al menos limita el tiempo de exposición y no tendremos que esperar tanto tiempo para recibir nuestro pedido.

Una de las grandes plataformas de pedidos online que se ha visto alterada por la crisis del Covid-19, es Amazon (@amazon). En su página web se especifica que debido a la alta demanda que ha experimentado este tipo de compras la compañía ha decido priorizar a corto plazo y de forma temporal la entrada en sus almacenes de “productos básicos para el hogar, de salud y cuidado personal y otros artículos de alta demanda”, con el objeto de ofrecer un servicio lo más rápido posible a sus clientes. Asegura al mismo tiempo que está tratando de priorizar las necesidades más urgentes. Además, avisa que los plazos de entrega pueden resultar más largos de lo normal.

La conclusión, por tanto, es que durante la crisis del coronavirus es posible comprar a través de internet, salvo alguna excepción que ha decidido suspender temporalmente esta posibilidad. Los procedimientos para hacer las compras son los mismos, así como los medios de pago, pero con la salvedad de que las entregas se han ralentizado en gran medida, de tal manera que tendremos que valorar todos estos aspectos al hacer nuestros pedidos online y si no son artículos de primera necesidad es probable que tengamos que esperar más tiempo que en condiciones normales.

Páginas y otras acciones fraudulentas

Al mismo tiempo, desde algunas entidades y organismos ha indicado que precisamente como consecuencia de la proliferación de este tipo de compras, están surgiendo páginas webs fraudulentas y es por ello que no debemos bajar la guardia.

Cómo se puede eliminar la información personal de internet

Lo primero que tenemos que verificar antes de realizar cualquier compra a través de un medio digital es que estamos en una plataforma segura. En la url del comercio debe aparecer “https”, que significa Hypertext transfer protocol secure, siendo su traducción Protocolo de transferencia de hipertexto. A la hora de realizar la compra es importante comprobar que se trata de una pasarela de pago segura, y por ello nunca te van a solicitar el pin.

Solo te pedirán el nombre del titular de la tarjeta, el número de esta, su fecha de caducidad y el código de seguridad de la misma, es decir, el CVV o código valor de verificación o validación (Card Verification Value), que algunas compañías llaman también CVC o código de verificación de la tarjeta (Card Verification Code), y que se encuentra generalmente en la parte trasera de esta.

Del mismo modo, si se reciben correos sospechosos de algún comercio online o de otra entidad en los que nos solicitan datos personales de verificación y además nos instan a clicar sobre un enlace, es necesario obviarlos. Si hacemos clic sobre el link podremos ser objeto de diberdelincuentes que consigan acceder de este modo a nuestros datos. Del mismo modo, estos datos personales nunca se tienen que facilitar por medio del teléfono.

Como reclamo, muchas web fraudulentas están usando contenidos relativos al Covid-19 con la intención de que te los descargues y así instales en tu ordenador o móvil un software malicioso que recopile toda tu información personal. Por lo tanto, debes de desconfiar de estas opciones en el que caso de que te lleguen a tu teléfono o algún otro medio digital.

0

No hay comentarios ¿Te animas?