Tecnología

¿Qué es un bot en informática y para qué sirve?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Sábado 4 de enero de 2020

6 minutos

Su uso es más habitual de lo que pensamos, tanto de forma positiva como fraudulenta

Qué es un bot en informática y para qué sirve
Teresa Rey

Foto: Bigstock

Sábado 4 de enero de 2020

6 minutos

Probablemente hayas oído hablar alguna vez en la televisión o leído en algún medio, informaciones en dónde se habla de los bots informáticos. Si no estás habituado a los términos de ciberseguridad, lo más seguro es que pierdas el hilo de la noticia. Sin embargo, es un tecnicismo que has de tener en cuenta porque su uso en informática es más habitual de lo que pensamos, tanto de forma positiva como con ideas delictivas, como hacen los ciberdelincuentes o hackers malintencionados.

En qué consisten

Realmente un bot es un programa informático que se ha diseñado para que ejecute tareas de forma repetitiva a través de internet. Su intención, por tanto, es la de imitar a un ser humano y podemos aseverar que posee algo de inteligencia. La palabra bot es una aféresis de “robot”, por lo que básicamente ya podemos intuir qué es en realidad. Se encuentran ubicados en otras aplicaciones y proporcionan información al usuario. Estos son los buenos, los que digamos pretenden ayudarte. Aunque no siempre sucede esto, también los hay maliciosos.

Existen numerosos tipos de bots. De hecho, alguno a través de métodos de inteligencia artificial han conseguido imitar el lenguaje humano, llegando a tener una atisbo de conversación. Pero no es esta su única aplicación, hoy en día numerosas páginas web, videojuegos y aplicaciones los utilizan para ofrecer ayuda al usuario o realizar tareas sencillas.

Diccionario para entender los términos básicos de ciberseguridad

Para ayudar

Uno de los bots más conocidos es el indexador de una web, es decir, el que ayuda a que esta se posicione en las primeras páginas de búsqueda. Se trata de un rastreador web que utilizan los buscadores como Google (@googleespanol), Yahoo (@YahooSpain), Bing (@bing), etcétera. Su trabajo consiste en navegar por toda la red siguiendo los hipervínculos y enlaces que encuentra a lo largo de la misma. Así va recopilando información de cada sitio y después la analiza según unas reglas establecidas por cada buscador. De este modo, va colocando las páginas en una u otra posición, en función de unos parámetros que él considera buenos, para que estas se sitúen en los primeros puestos. El que se ubiquen en las primeras posiciones es bueno, ya que es donde más hacen clic los usuarios, lo que siempre es positivo para un negocio online.

En las redes sociales también encontramos algún tipo de bot. Algunas los utilizan para publicar contenido de forma automática y la vez lograr que este se posicione mejor. Se trata de publicaciones automatizadas que llegan a usuarios potenciales, que puedan estar interesados en un producto determinado según las distintas indagaciones que haya hecho este programa. Hay personas que incluso los emplean para inflar el número de seguidores o el alcance de los mensajes que se desean trasmitir.

Cuando se realizan envíos masivos de correos electrónicos, como puede ser una newsletter o una información práctica que remite el banco, se recurre a bots informáticos. Aquí se han de usar parámetros repetitivos también, de ahí el que se empleen en estos casos. Son los mensajes publicitarios que recibimos cada cierto tiempo o los que nos avisan de novedades en el caso de que nos hayamos suscrito a alguna de ellas.

Los llamados chatbot también se usan bastante en aquellas webs donde el usuario necesita realizar una consulta sobre un producto específico. Permiten tener una conversación como si realmente estuviéramos haciéndolo con un humano y resolver algunas dudas. Se basan en la inteligencia artificial. Es decir, son los famosos asistentes virtuales que nos atienden en múltiples ocasiones. De hecho, la idea es ofrecer un servicio de ayuda al cliente para que sus demandas sean atendidas de forma rápida y eficaz, con la intención de cubrir cualquier tipo de necesidad. Algunos ejemplos de estos asistentes son Siri, que fue obra de Apple y que incorporó en su iPhone 4S en el año 2010.

Conoce a Pepper, el robot que cuida a los mayores de una residencia de Valladolid

Los malos

Estos son los ejemplos buenos, pero también los bots se pueden utilizar con finalidades que nada tienen que ver con las que hemos descrito líneas arriba. Los ataques dentro del mundo de internet son una constante. Esto es una evidencia. Su intencionalidad generalmente es obtener información de forma ilícita o dañar un sistema. Para ello, los ciberdelincuentes emplean redes de bots que buscan servidores como blanco, valiéndose para ello de un gran número de equipos propios o de otras personas.

Los ataques efectuados de esta manera se tienen más o menos localizados, por ello muchos dispositivos poseen medidas de seguridad que los evitan. Además, en estos casos los programas se diseñan para buscar las vulnerabilidades de los sistemas y, por ello, es importante tener siempre actualizadas las aplicaciones y programas informáticos.

Un ejemplo de su uso malintencionado es a través del phishing o el envío masivo de correos que se hacen pasar por una entidad que no les corresponde, con el objeto que de cometer una estafa o acceder a nuestro ordenador o móvil.