Tecnología

Ratones verticales, ¿una opción más ergonómica?

Ignacio Casanueva

Jueves 11 de junio de 2020

2 minutos

Ratones verticales, ¿una opción más ergonómica?

Hemos visto como crecían y se independizaban. Hablamos de los ratones de ordenador.

En un principio este complemento se presentó con una esfera característica en la parte interior que permitía el movimiento del cursor en la pantalla. Más tarde pasó a ser una luz que mediante infrarrojos detecta este movimiento. Por último, llegó el bluetooth, que permitió a los ratones liberarse del cable que les unía a la pantalla.

El ratón es un complemento fundamental para quien trabaje o utilice los ordenadores o portátiles como juego. Desde los más sencillos hasta los más complejos, todos se caracterizan por tener los botones en paralelo a la mesa. Corrección, casi todos.

Existe una opción menos conocida en la que el ratón es vertical.

raton vertical

 

Y es que, para algunas personas, utilizar el ratón tradicional durante demasiado tiempo, o en una posición no adecuada, puede ocasionarles principios de tendinitis o dolores musculares recurrentes; y miran a esta opción como una solución a sus problemas.

Los ratones verticales se presentan como una posición que no fuerza el movimiento del brazo y la muñeca con su uso; partiendo de que la posición natural de las palmas de las manos con respecto al antebrazo es que se miren la una a la otra. El diseño del ratón vertical se basa pues en tratar de mantener una postura más cercana a la neutra, al no implicar ese giro. Pero consultando a los expertos en ergonomía, no hay consenso de que estos ratones sean una solución a los problemas musculares si ya se tienen de antes. Por tanto, no hay una base para recomendar un ratón vertical por encima de uno estándar, dado que la presión del túnel carpiano es más o menos la misma en ambos tipos.  

Cómo utilizar un ratón

De la teoría a la práctica hay un trecho, pero aquí os dejamos unas pautas que os ayudarán a utilizar el ratón sin poner en riesgo nuestro brazo:

  • Colocar la mano completamente encima del ratón, que no esté tensa y sin formar un ángulo con el antebrazo.
  • No doblar la muñeca, manteniendo una opción completamente en horizontal, también durante el descanso.
  • Que el antebrazo esté en contacto con la mesa descansando y no tenso en el aire. Además, el codo debe permanecer inmóvil al mover el ratón. Una manera de asegurarnos es que nuestra mesa tenga la profundidad suficiente como para colocar ordenador y brazos.
  • Mover el ratón con toda la mano y no sólo con los dedos.
  • Hacer pequeñas pausas para ejercitar la muñeca y los dedos, de modo que se alivie la tensión de músculos y articulaciones.
0

No hay comentarios ¿Te animas?