Sociedad

El turismo sénior, un movimiento con "muchísimo potencial que no está aprovechado como debería"

María Bonillo

Foto: Bigstock

Miércoles 24 de noviembre de 2021

12 minutos

Las Islas Canarias y España, muy cerca de convertirse en destino sénior preferente

El turismo sénior, un movimiento con "muchísimo potencial y que no está aprovechado como debería". Foto: Bigstock
María Bonillo

Foto: Bigstock

Miércoles 24 de noviembre de 2021

12 minutos

Las personas mayores de 55 años tienen mejor salud, mayor poder adquisitivo y más tiempo para viajar, lo cual les convierte en un colectivo especialmente estratégico para la industria turística, un sector que aún arrastra las consecuencias económicas de la pandemia.

En este sentido, Canarias es uno de los territorios con más oportunidades para esta silver economy (economía plateada), precisamente por el gran potencial que tiene su sector turístico para crecer con los viajeros mayores. Este es uno de los temas que se ha tratado en el Ciclo Ageingnomics, celebrado por la Fundación MAPFRE Guanarteme el pasado martes 23 de noviembre, en el que se analizaron las oportunidades y los retos a los que se enfrentan las Islas Canarias y España para consolidarse como destino sénior preferente.

“El tema de la longevidad y todo lo que tiene que ver con el alargamiento de la vida en su conjunto no es solo una cuestión de España, es mundial”, señala el presidente de Fundación MAPFRE Guanarteme y Vicepresidente primero de MAPFRE, Ignacio Baeza. En España, en el año 2040, el 35% de la población tendrá más de 65 años, y esto es "una situación casi única a nivel mundial. Es excepcional”.

Cuando pensamos en 20 años en adelante, parece que queda mucho para que ese momento llegue, pero si lo hacemos a la inversa, si miramos hacia atrás, nos damos cuenta de que hace 20 años fue ayer. Y, por tanto, dentro de 20 años será mañana. “Tenemos una sociedad con una edad media muy alta y eso significa que España tiene que afrontar unos retos muy importantes desde el punto de vista social y económico para hacer frente a esta situación”, apunta Ignacio.

En este sentido, la Fundación Mapfre crea el Centro de Investigaciones Ageingnomic, cuya palabra viene a significar “economía del envejecimiento”. El objetivo de este centro es desarrollar, divulgar, investigar y apoyar el emprendimiento de todo lo que tiene que ver con la economía plateada y, especialmente, con la economía de los sénior.

En MAPFRE pretendemos ser un referente en este aspecto, porque si hoy es importante, imaginemos lo que será a partir de ahora todo este mundo sénior”, explica Ignacio. “El sector turístico va a ser uno de los sectores que más van a ser impactados por esta situación, por la mayor longevidad de las personas”, añade.

Blas Esteban: "Turismo Sénior: un nuevo y gran mercado"

"Hay buenas noticias"

En 2019, el 75% de los mayores de 55 años viajaron al menos dos días una vez al año, según se refleja en el primer barómetro del consumidor sénior publicado por la fundación el año pasado. “Es mucho, es un dato muy potente, pero aún lo es más que, en el barómetro, lo que es la prioridad del gasto, el turismo y el ocio, están en cuarto lugar de prioridad en el gasto de este tramo de edad”. Más allá aún, según un informe publicado por la Oxford Economics, de los 83,5 millones de turistas que visitaron España en el año 2019, el 36% eran mayores de 55 años. Y estos aportaron a la economía un gasto directo de 33.000 millones de euros, creando además 596.000 empleos directos.

“La aproximación al tema de la longevidad siempre parece que es negativa. Pero hay buenas noticias: los mayores tienen salud y tienen ahorros”, señala Iñaki Ortega, consejero asesor de Fundación MAPFRE. “Uno de cada cuatro euros de la riqueza española viene de los séniors. El 40% de los directivos y directivas son séniors. Son buenas noticias, pero es algo reciente también, igual que el turismo. Esas similitudes entre turismo y longevidad hace que tengamos que hibridar esas dos cosas y ver las oportunidades que tenemos”, añade.

Este es un tema de gran importancia para la economía española y mundial. La población mayor de 60 años va a suponer en el año 2050 más de 2.000 millones de viajes internacionales, según la Organización Mundial del Turismo, y este es un dato que es importante tenerlo en cuenta, ya que pone de manifiesto una realidad evidente: la pirámide de la población está invertida en todo el mundo, por tanto, nos encontramos con un perfil de turista mayor de 55 años.

“En esta franja hay un mayor gasto en destino, porque tienen un mayor nivel económico, sociocultural y educativo”, explica Yaiza Castilla, Consejera de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Canarias. “También tienen un activo muy valioso: tiempo para viajar, buena condición física y ganas de disfrutar. Y sobre todo tienen unos gustos peculiares: no solo buscan playa, buscan gastronomía (por encima de la media de nuestros turistas), buscan senderos, la naturaleza, museos. Y por todo esto, creo que hay que lanzar en este sentido acciones específicas”.

Por ello, para el próximo año 2022, el Gobierno de Canarias tiene prevista una inversión en torno a un millón y medio de euros en el turismo de larga estancia (no solo para el turismo sénior). “Si es necesario, lo ampliaremos a más”, asegura la consejera, quien resalta que del millón de turistas que reciben, 131.000 son turistas silver. La realidad de la que habla Yaiza es que con un turista de este perfil, se gana mucho más que con un turista normal, “al que de momento no vamos a renunciar”, asegura. “Pero, de cara al futuro, debemos prepararnos como destino para estar en el top 10 de esta población que tiene ganas de disfrutar y que en Canarias tiene unas condiciones maravillosas para poder hacerlo”.

Por tanto, se trata de un tipo de pasajero “de muy alto valor, que tiene muchísimo potencial y que no está aprovechado como debería”, destaca Carlos Gómez Suárez, CEO de Iberia Express. “De la media de pasajeros que tenemos, el sénior está en el top 1, es decir, es el pasajero prémium, aquel que viaja frecuentemente, que es menos sensible al precio, que compra con anticipación y que prefiere un producto mucho más completo”.

El potencial del turismo sénior, a análisis en el Ciclo Ageingnomics de la Fundación Mapfre. Foto: Bigstock

Silver housing

Las necesidades que podemos tener con 80 años, no son las mismas que con 50, y mucha gente que deja de trabajar en torno a los 60, tiene una buena salud y le apetece compartir con sus amistades lo que se conoce como “silver housing”, promociones inmobiliarias que están “muy vinculadas al turismo”.

“En Canarias ya se pueden identificar algunos silver housing. Incluso hay alcaldes y alcaldesas que están readaptando sus planes urbanos para permitir este tipo de promociones, y, a su vez, hacer inversiones en infraestructuras que se llaman senior friendly (más sombras, más aceras, más baños, más posibilidad de movilidad), porque si, como nos dicen los demógrafos, en el 2050 en España el 50% de la población tendrá más de 50 años, necesitaremos viviendas de este tipo, promociones de este tipo y turismo de este tipo”, explica Iñaki.

Los grandes grupos también han puesto el foco en esta gran oportunidad. Y, en este sentido, Francisco Hernández, Director Comercial de Canarias & Madeira Barceló Hotel Group, derriba el mito que hay en el turismo, que dice que el cliente sénior va asociado a poca capacidad financiera. “Estamos viendo en los últimos años que el impacto de ese turismo sénior en nuestra venta directa supone la venta más rentable que tenemos. Es algo que está cambiando”, comenta.  

Y puesto que en Canarias el 20% de las ventas provienen del segmento de los 65 años, también hay que considerar que hay muchos perfiles sénior, así como diferencias socioeconómicas dentro de los mercados emisores, porque no es lo mismo la tercera edad en Alemania o Escandinavia que en Rusia, donde el dinero no está en la tercera edad.

“Si hablamos de tejer una estrategia para llegar a este mercado, creo que se tiene que tener en cuenta todos esos matices muy diferenciados”, señala Francisco.

CEOMA presenta 'Construyendo Futuro', unos debates con la generación silver como protagonista

Turismo de salud

El turismo sénior, además de querer disfrutar del turismo como el resto de la población, tiene otras características que hacen necesario replantearse otro tipo de servicios también, como son los servicios sociosanitarios.

“Esto indudablemente tiene futuro”, destaca la Consejera de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Canarias. “Es más, Canarias ya tiene un plan estratégico de turismo silver que vamos a presentar en 10 días”.

El turismo de salud es uno de los ámbitos que mas va a crecer en los próximos años, según la Feria de Turismo de Madrid. Hay un turismo de salud que es el que tiene que ver con el envejecimiento activo, que genera un efecto multiplicador, ya que no solo supone que tengamos una vida saludable, que sigamos activos, que hagamos deporte, que tengamos una vida afectiva plena. Todo esto ha derivado en una serie de negocios que empiezan a ligarse al turismo, a través de negocios paralelos que hacen que la experiencia del turista sénior sea mucho mejor.

De la misma forma, la consejera señala lo fundamental que es también la oportunidad inmobiliaria. “Tenemos que ir avanzando en esa renovación, tanto de la oferta turística que hacemos en Canarias como de la parte inmobiliaria, de las infraestructuras y de la accesibilidad, así como los planes de flexibilización de las tarifas, para los distintos tipos de turistas, fórmulas de financiación de estas vacaciones e incluso un plan de infraestructuras turísticas. Son cambios que podemos hacer para sacar adelante un producto más potente y eficaz”. Y esto se debe a que el perfil del turista sénior es el de alguien muy activo, lo que supone que se hace necesario también trabajar mucho la parte urbanística.

Benidorm entra el riesgo extremo tras la apertura al turismo británico

Optimismo de cara al 2022

A pesar de que la situación actual está marcada por la pandemia del coronavirus, a día de hoy, Carlos Gómez señala que hay mucho potencial. “Nosotros lo que hemos visto es que en el momento en que se han relajado las restricciones, ha habido un bum instantáneo”, explica, y añade: “En estos momentos estamos más pendientes de que se estandaricen las mismas restricciones para todo el mundo. Primero que se quiten, pero si no es posible quitarlas todas, al menos que sean las mismas para todos, y que se permitan los viajes”.  

Carlos Gómez se muestra optimista de cara al año que viene. “El turismo es la forma más rápida que tiene España de recuperarse, por el peso tan grande que tiene en la economía”, comenta. “Somos optimistas. Nos gustaría, y estamos calculando para 2023, poder estar en los valores que estábamos en 2019”. Lo fundamental para el año que viene, según Carlos, es que haya certidumbre.

“Desde canarias siempre hemos exigido esa certidumbre”, asegura Yaiza Castilla. “Esperamos, por lo menos según nuestros estudios de promotor, cerrar el año por encima de 6 millones de turistas, mientras que para 2022 hay estudios económicos de expertos que centran la recuperación en el segundo trimestre de ese año. Sí que Canarias se va a recuperar bastante bien, pero en 2022”.

La vacuna es un elemento clave que hay que poner en valor, un elemento que no existía al principio. “Hay que insistir en la responsabilidad individual de toda la población en la vacuna, porque es lo que realmente se ha demostrado eficaz, y seguir las indicaciones mínimas de seguridad que todos conocemos, hasta que la Organización Mundial de la Salud declare el fin de la pandemia”, remarca la Consejera de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Canarias. “El turismo sénior no se puede parar, es más, supone el 25% de PIB de Europa y el 45% del consumo mundial”. 

Potencial turismo sénior

“El turismo sénior solo tendrá sentido si tiene ingresos”

Apostamos por el turismo sénior, pero ese turismo solo tendrá sentido si tiene ingresos”, comenta Ignacio Baeza. En España tenemos un “problema”, o que puede llegar a serlo si no se trata adecuadamente. Tenemos una población cada vez más envejecida, debido a dos factores: somos uno de los países con la esperanza de vida más alta del mundo, solo superada por Japón; pero también tenemos la tasa de natalidad más baja del mundo. Estos dos aspectos suponen un “efecto perverso para la economía”.

“Nosotros solemos decir que es difícil sostener el sistema público de pensiones tal y como lo conocemos hoy. No es un problema actual, pero sí va a ser un problema como no hagamos cosas diferentes a lo que estamos haciendo ahora”, explica el presidente de Fundación MAPFRE Guanarteme. “El 60% del PIB español lo soporta la demanda interna, es decir el consumo interno. Como ese 35% de la población no pueda consumir, no tenga capacidad económica para consumir, vamos a tener un problema como país, no solo ya a título individual”.

En este sentido, considera que es necesario fomentar el ahorro privado desde las instituciones públicas, porque “como va a ser imposible mantener el sistema público de pensiones tal y como lo conocemos hoy, habrá que buscar unos sistemas complementarios, es decir, un ahorro complementario a la pensión pública para mantener la calidad de vida y la capacidad de consumo de un porcentaje muy elevado de la población que además va a vivir muchos años”.

Poco a poco, empieza a haber un movimiento en el campo del turismo silver, un movimiento que nace en las comunidades autónomas y al que Yaiza Castilla espera que se una el gobierno central, aunando esfuerzos con el sector público y privado, “porque es un movimiento muy potente”.

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor