Sociedad

La fuerza vecinal acaba con la pesadilla de Victoria, la mujer de 94 años a la que okuparon su casa

65ymás

Viernes 18 de octubre de 2019

1 minuto

Tras pasar unos días fuera, a este mujer de 94 años le okuparon su vivienda en Portugalete (Vizcaya)

La victoria de Victoria: la presión vecinal logra desalojar a los okupas que le arrebataron su casa

Su nombre es Victoria y a sus 94 años está viviendo una auténtica pesadilla. Mientras pasaba unos días en casa de su hermana, de 97 años y con algunos problemas de salud, unos okupas le han arrebatado su vivienda en Portugalete, en la provincia de Vizcaya, en la que vive desde 1931. 

Este grupo de diez personas dio una patada a la puerta, se metió en el inmueble y tiró las pertenencias de la mujer al patio. Otros enseres de Victoria los están vendiendo en un mercadillo cercano.

Victoria (Portugalete)

Los vecinos han ayudado a la mujer a grabar un vídeo para que se conozca la situación, hartos de que este tipo de incidentes se repita una y otra vez en los últimos meses. Victoria, que ha acudido a su casa para pedir a los okupas que se vayan, ha visto incluso cómo una de las personas que ahora vive allí se ha enfrentado a los vecinos con un cúter. 

Tras llamar a la Policía, una joven ha sido detenida, ya que los agentes han descubierto que sobre ella pesaba una orden de búsqueda, pero el resto sigue allí. El juicio por la ocupación se celebrará el 20 de noviembre.

Este jueves, decenas de vecinos, amigos y familiares se concentraron a las puertas de la casa de Victoria para protestar por la situación. Las movilizaciones comenzaron a las 18:00 horas. Numerosas personas comenzaron a darse cita en la calle Progreso, ya que, a las 19:00 horas estaba prevista la lectura de un comunicado de condena de la okupación y de emergencia a las autoridades para que solucionaran el problema.

Victoria (Portugalete)

La anciana de 94 años no se quiso perder la manifestación y fue recibida pasadas las 18.30 con aplausos. Llegó con su hermana de 97 años. Con un hilo de voz pidió a quienes ocupaban su casa que se la devolvieran. "Llevo aquí viviendo desde 1931, por favor, quiero volver a casa", dijo.

La unión vecinal ha conseguido que Victoria haya recuperado su casa okupada. Finalmente, los okupas no han aguantado la presión de los vecinos, que han conseguido echarles tras pasar todo un día en la puerta de la casa mostrando su indignación. La Ertzaintza tuvo que intervenir para evitar enfrentamientos mayores porque los okupas les han plantado cara en todo momento. Al final, solicitaron protección para desalojar la vivienda.

0

No hay comentarios ¿Te animas?