Actualidad

España mira con temor el aumento de casos de Covid en el norte de Europa

Pablo Recio

Viernes 5 de noviembre de 2021

7 minutos

La incidencia en el país sube ligeramente

España mira con temor el aumento de casos de Covid en el norte de Europa
Pablo Recio

Viernes 5 de noviembre de 2021

7 minutos

La situación en el norte y este de Europa se ha vuelto compleja desde el punto de vista epidemiológico. La mayoría de países, salvo algunas excepciones como Francia, Italia y Suecia, están experimentando un aumento de casos exponencial que recuerda a la quinta ola que vivió España en verano, es decir, una oleada de no vacunados que termina llegando a una buena parte de las personas que tienen ya una inmunidad menos robusta por el paso del tiempo o por su estado de salud. 

Así, se trata de una situación que amenaza con volver a llenar los hospitales de muchos países, puesto que no en todos los estados están igual de bien cubiertas las personas más vulnerables.

Por ejemplo, en Dinamarca –76% de su población cuenta con dos dosis– más del 95% de los mayores de 60 años han recibido la pauta completa, mientras que en Austria, por citar otro Estado, hay todavía un 15% de personas de entre 70 a 79 años que no han recibido ninguna inyección.  Y aunque muchos de los países afectados han empezado a poner terceras dosis, el ritmo no parece ser suficiente para frenar, por el momento, los incrementos. 

Además, por otro lado, en el caso de los países del Este, esta ola amenaza con ser más dramática aún, puesto que la vacunación de los mayores de 60 años no llega ni al 50% en ciertos estados como Rumanía o Bulgaria, y en las repúblicas bálticas, supera, por poco, el 75% para los más vulnerables. 

Una situación, que ha llamado la atención de la propia Organización Mundial de la Salud, que ha pedido a los Estados tomar medidas para controlar la transmisión. 

"Según una proyección fiable, si seguimos en esta trayectoria, podríamos ver otro medio millón de muertes por Covid-19 en Europa y Asia central para el primero de febrero del año que viene, y 43 países de nuestra región se enfrentarán a una presión de alta a extrema sobre las camas de hospital en algún momento durante el mismo periodo", ha alertado el director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Europa, Hans Henri P. Kluge. 

Por esta razón, esta situación hace que muchos estados hayan aplicado el pasaporte Covid en más establecimientos públicos y hayan vuelto a ciertas restricciones.

Y, por otra parte, este gran incremento de la transmisión también es de esperar que tenga como consecuencia el aprovisionamiento y la inyección masiva de terceras dosis para tratar de contener la oleada y doblegar la curva –como ha hecho Israel, en verano– y la inyección de un mayor número de dobles pautas por el miedo al contagio o por las limitaciones del pase Covid.

Una situación, que podría limitar aún más el acceso a la vacuna –al menos las de Pfizer y Moderna– de los países más vulnerables.  

coronavirus data explorer (3)
Fuente: Our World in Data, a día 4 de noviembre. 

 

El caso de España

Con todo, en el caso de España, parece que, por el momento, la situación es estable, al igual que sucede con su vecino Portugal –ambos han llegado a un 80% de su población vacunada, en el caso luso es del 87%–. 

Algo, que podría deberse al uso de mascarillas en interiores, al gran número de personas que se han infectado previamente, a la alta tasa de cobertura vacunal y, en cierta medida, a que hace poco tiempo que los grupos que más socializan sin medidas de protección recibieron la doble pauta, entre otras posibles causas –si bien, por el momento, son todo hipótesis que manejan los expertos–. 

Y esta situación ha motivado que la propia ministra de Sanidad se haya felicitado, aunque ha asegurado también que miran "con atención" las olas que viven en el resto de Europa y piden que la población "no baje la guardia". 

"Sabemos que la pandemia ha tenido mucho recorrido a lo largo del año y medio que está con nosotros el virus, pero lo que hay que hacer es intentar mantenerlo a raya y seguir con la alta cobertura que nos da una protección mayor", aseguró este jueves en rueda de prensa. 

Captura de pantalla 2021 11 05 a las 18.17.09
Fuente: Ministerio de Sanidad, a día 5 de noviembre. 

 

Meseta covid

De esta manera, por ahora, los datos no indican un incremento brusco de la transmisión en España. La incidencia acumulada a 14 días ha aumentado del jueves al viernes de los 51 puntos a los 53.

Y únicamente, en unas pocas regiones como La Rioja, País Vasco o Navarra se puede observar una tendencia ascendente en personas de menos de 12 años –no vacunados–, que podrían controlarse fácilmente si se producen en el entorno escolar, y en los grupos de 40 a 59 años, que tienen una cobertura con doble pauta de cerca del 90%. 

Eso sí, no se conoce si en las próximas semanas esta tendencia podría cambiar, puesto que las restricciones actualmente son mínimas, el frío invernal ya está presente en toda la península, lo que supone que las personas socializan más en interiores, y porque, con el paso del tiempo, la mayoría de vacunados van perdiendo protección frente a contagio –no tanto contra la enfermedad grave–. 

Por ello, es esperable que si se produce un incremento de casos, este sea limitado, por el efecto de las vacunas, y se parezca más al de Singapur (80% de población vacunada), donde el 98% de los casos son leves o asintomáticos, que a la de Alemania, al menos con la variante dominante actual, Delta. 

Datos de este viernes en España

En cuanto a los datos, las comunidades autónomas han notificado este viernes al Ministerio de Sanidad 3.093 nuevos casos de COVID-19, 1.877 de ellos diagnosticados en las últimas 24 horas. Estas cifras son inferiores a las del mismo día de la semana pasada, cuando se notificaron 2.261 positivos, lo que evidencia la tendencia al alza en la evolución de la pandemia.

La cifra total de contagios en España se eleva ya a 5.025.639 desde el inicio de la pandemia, según las estadísticas oficiales. La incidencia acumulada en los últimos 14 días por 100.000 habitantes se sitúa en 53,77, frente a 51,61 ayer. En las pasadas dos semanas se ha registrado un total de 25.516 positivos.

En el informe de este viernes se han añadido 27 nuevos fallecimientos, en comparación con 46 el viernes pasado. Hasta 87.504 personas con prueba diagnóstica positiva han fallecido desde que el virus llegó a España, de acuerdo con los datos recogidos por el Ministerio. En la última semana han fallecido 48 personas con diagnóstico de COVID-19 positivo confirmado en España.

Actualmente, hay 1.793 pacientes ingresados por COVID-19 en toda España (1.799 ayer) y 386 en UCI (400 ayer). En las últimas 24 horas, se han producido 217 ingresos (225 ayer) y 192 altas (210 ayer). La tasa de ocupación de camas ocupadas por coronavirus se sitúa en el 1,45 por ciento (1,52% ayer) y en las UCI en el 4,23 por ciento (4,37% ayer).

Entre el 26 de octubre y el 1 de noviembre, las comunidades autónomas han realizado 497.186 pruebas diagnósticas, de las cuales 303.668 han sido PCR y 193.518 test de antígenos, con una tasa global por 100.000 habitantes de 1.057,25.

Mientras tanto, la tasa de positividad se sitúa en el 2,79 por ciento, frente al 2,76 por ciento de ayer. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que este dato se encuentre por debajo del 5 por ciento para considerar como 'controlada' la propagación del virus.

En paralelo, China vuelve a confinar a su población

Finalmente, como dato, esta tendencia ascendente no sólo se está produciendo en Europa del Norte. Con 33.307 casos activos, la situación del rebrote de la covid-19 en China es cada vez más preocupante también y las autoridades han decidido volver a confinar a la población de Lanzhou, ciudad situada en el centro del gigante asiático en la que se han detectado 39 focos activos.

Las autoridades sanitarias han puesto en marcha un ambicioso programa de pruebas de ácido nucleico para la población de Lanzhou que solo puede salir de sus casas para comprar alimentos, recibir tratamiento médico o participar en las tareas de prevención y detección de la enfermedad.

Para entrar y salir de sus viviendas, los habitantes de Lanzhou tienen que mostrar un código QR de reconocimiento rápido en su teléfono móvil que muestra si la persona que abandona su domicilio está o no infectada y si ha estado en contacto con otros contagiados.

“La situación epidémica se está desarrollando rápidamente” afectando sobre todo a las personas mayores de 60 años, ha declarado el portavoz de la Comisión Nacional de Sanidad, Mi Feng. De hecho, el Ministerio de Sanidad ya avisó la semana pasada de que el brote actual empeorará en los próximos días. 

Sobre el autor:

Pablo Recio

Pablo Recio

Pablo Recio es periodista especializado en sociedad y salud, es graduado en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid y comenzó su carrera profesional en el diario El Mundo cubriendo información cultural y económica. 

En 65Ymás, ha contado el drama vivido en las residencias durante la pandemia y ha sacado diferentes exclusivas de impacto como 81 menús de residencias de mayores, a examen: "Baja calidad nutricional y abuso de procesados"que fue citado en una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid. 

Además, es cofundador de la radio online Irradiando y cuenta con un máster en Gobernanza y Derechos Humanos por la Universidad Autónoma de Madrid y otro en Periodismo por el CEU San Pablo/Unidad Editorial. 

… saber más sobre el autor