Alimentación

Los alimentos que se pueden comer con moho, según la OCU

Laura Moro

Foto: Bigstock

Domingo 30 de enero de 2022

3 minutos

Junto a los hongos pueden crecer otras bacterias patógenas que nuestro ojo humano no detecta

Los alimentos que se pueden comer con moho, según la OCU
Laura Moro

Foto: Bigstock

Domingo 30 de enero de 2022

3 minutos

Cuando en los alimentos aparece moho normalmente es una señal de que ya no se pueden consumir por los riesgos que supondría para nuestra salud, y no valdría solo con quitar la parte afecta, y comerse el resto.  

La Organización de Consumidores y Usuarios (@consumidores) ha explicado que esta práctica de comerse la parte que no tiene moho podría afectar de forma negativa a nuestra salud ya que, junto a los hongos pueden crecer otras bacterias patógenas que nuestro ojo humano no llega a detectar, e incluso puede producir micotoxinas (sustancias tóxicas que pueden inducir cáncer y alteraciones genéticas).

Sin embargo, hay algunos alimentos que sí pueden tomarse aunque tengan moho. Eso sí, antes de hacerlo, habría que tomar medidas.

El jamón y otros embutidos

bigstock Delicatessen Cold Cuts Traditi 437048768

En el jamón, la cecina y el salchichón, el moho no supone un problema, y bastaría con raspar esa parte, y comerse el resto.

Los quesos duros

Los 11 quesos de Lidl premiados como los mejores del mundo en 2021

Los quesos duros son aquellos que tienen poca humedad como el manchego, el gouda o el emmental, y con quitar dos centímetros del moho de la zona afectada, podría consumirse sin problema.

En el caso de los quesos hechos con hongos, solo es necesario saber distinguir qué moho ha generado el propio queso y que por lo tanto se puede comer sin miedo, y qué moho es extraño.

Las frutas y vegetales turgentes

Zanahorias en la dieta del adulto mayor

La zanahoria, el pimiento o el repollo son vegetales de carne firme y al igual que ocurre con los quesos, con quitar dos centímetros alrededor y por debajo de la zona afectada se puede consumir sin problemas.

Los consejos de la OCU

La Organización de Consumidores y Usuarios ha querido recordar una serie de pautas para evitar que el moho aparezca en los alimentos:

  • No compres alimentos que ya tengan moho.
  • No huelas nunca un alimento con moho ya que puede causar daños respiratorios.
  • Compra alimentos frescos, y evita tenerlos mucho tiempo almacenados.
  • Limpia el interior de la nevera cada cierto tiempo.
  • Revisa el estado de los alimentos que guardes.
  • Envuelve los alimentos con moho en papel antes de tirarlos para que las esperas no se trasladen al cubo de la basura.

Sobre el autor:

Laura Moro

Laura Moro, periodista.

… saber más sobre el autor