Alimentación

Por qué no deberías comprar la fruta por mitades

Laura Moro

Foto: Bigstock

Martes 5 de julio de 2022

3 minutos

No todas las frutas tienen las mismas propiedades para su conservación

Por qué no deberías comprar la fruta por mitades
Laura Moro

Foto: Bigstock

Martes 5 de julio de 2022

3 minutos

Los supermercados venden la fruta ya cortada en mitades o en pequeños trozos. Una opción que puede resultar muy útil para frutas como la sandía o los melones por su tamaño, pero también puede suponer un riesgo de seguridad alimentaria.

A pesar de que la fruta se vende en mitades para evitar el desperdicio alimenticio, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN) ha elaborado un informe donde, además de explicar las condiciones en las que hay que conservar la sandía, el melón, la papaya y la piña, ha comprobado si comprar la fruta en mitades es una buena alternativa.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) también se ha hecho eco de este informe que determina que la fruta que se vende en mitades "tiene una menor vida útil" y mantenerla así supone "más riesgo de crecimiento de microorganismos patógenos", como salmonella, escherichia coli verotoxigénico o listeria monocytogenes.

Además, no todas las frutas tienen las frutas tienen las mismas propiedades para su conservación: "Cuanto más ácidas sean y más maduras estén, mayor es el riesgo de deterioro y contaminación".

 

¿Es malo comer melón o sandía por la noche?

Recomendaciones para las medias piezas

La OCU también ha querido lanzar una serie de recomendaciones tanto para la compra como para la conservación de las mitades de fruta y evitar que se genere riesgo microbiológico:

  • Extremar la higiene de los utensilios y superficies de corte en los comercios.
  • Controlar las condiciones de exposición y almacenamiento (luz y temperatura adecuada).
  • Descartar para el corte las frutas muy maduras y las que presenten heridas en la superficie.
  • Evitar por parte de los consumidores escoger las piezas más maduras.
  • Recortar todo lo posible el tiempo transcurrido entre la compra y el depósito de las frutas en el frigorífico de casa.
  •  Mantenerlas en refrigeración hasta el momento en que se vayan a consumir.
  • Volver a guardar de forma inmediata lo que sobre, protegiéndolo con papel film o metiéndolo en un recipiente con tapa para evitar que se contamine.
  • Lavarse bien las manos al cortar la fruta y asegurarse de que los cuchillos y las tablas de corte estén limpias para evitar contaminaciones cruzadas.

Tanto la OCU como la AESAN han recordado que comprar las frutas por mitades puede ser una alternativa sostenible "y si se cumplen las condiciones tanto en el supermercado como después en los hogares y se respetan las recomendaciones de conservación y consumo, también puede ser perfectamente segura".

Sobre el autor:

Laura Moro

Laura Moro, periodista.

… saber más sobre el autor