Alimentación

Receta de cocina: preparar pestiños en casa

Lola Santos

Foto: Bigstock

Miércoles 16 de diciembre de 2020

3 minutos

Uno de los dulces más tradicionales y típicos tanto de Navidad como de Cuaresma

Te contamos cómo puedes preparar pestiños en casa Foto: bigstock
Lola Santos

Foto: Bigstock

Miércoles 16 de diciembre de 2020

3 minutos

¿Eres un apasionado de los postres tradicionales? Pues sigue leyendo porque esta receta de pestiños caseros que te vamos a contar seguro que te va a gustar.

Los pestiños son un dulce tradicional navideño y del tiempo de Cuaresma. Se elabora en casi toda España, aunque, según la zona en la que nos encontremos, puede variar algún ingrediente, lo que le confiere un toque especial en cada región. También depende de la región la forma de terminarlos: embadurnados de azúcar, con azúcar y canela, con un ligero baño de miel

Los pestiños son un postre que se hace frito. Y, aunque es muy fácil hacerlos, lleva su tiempo. Sin duda, un tiempo bien investido porque el resultado es de un dulce muy rico.

Comenzamos con los ingredientes. Para elaborar la masa de pestiños, vamos a necesitar 500 gramos de harina, 140 ml de aceite de oliva virgen extra, 140 ml de vino blanco, una rama de canela y una cáscara de limón para aromatizar el aceite, más aceite de oliva virgen extra para freír y azúcar para embadurnar los pestiños.

Aquí podemos añadir lo que queramos para aromatizar nuestros pestiños. Hay quien pone unos anises, quien añade ralladura de cáscara de limón o de naranja; también quien añade semillas de sésamo… Dependerá de las preferencias de cada uno.

pestiños bigstock

Elaboración de los pestiños

En primer lugar, ponemos el aceite de oliva en una sartén junto con la rama de canela y la piel de limón y lo freímos a fuego suave. Después, dejamos que el aceite se enfríe, quitamos la piel de limón y la canela y pasamos el aceite en un bol para hacer la masa.

Ahí añadimos el vaso de vino, una pizca de sal y vamos añadiendo la harina poco a poco, mezclando muy bien y si lo hacemos con las manos, mucho mejor. Tenemos que amasar hasta obtener una masa suave. Dejaremos reposar la masa durante 30 minutos al menos.

Después, comenzaremos a estirar la masa muy bien con la ayuda de un rodillo hasta que quede muy fina. Cortaremos la masa en cuadrados de unos cinco centímetros y uniremos dos de las esquinas opuestas al centro, presionaremos para que no se abran mientras las freímos,

Después, los freiremos en abundante aceite de oliva hasta que estén dorados por ambos lados. Sacamos y dejamos sobre papel de cocina para escurrir el exceso de aceite. Antes de que se enfríen los rebozamos en azúcar.

Sobre el autor:

Lola Santos

Lola Santos es redactora especializada en temas de alimentación, viajes y ocio.

… saber más sobre el autor