Cesta de la compra

Que no te den gato por liebre con las cremas con efecto 'botox' del supermercado

Agus Calvet

Foto: BigStock

Sábado 11 de septiembre de 2021

3 minutos

Ninguna crema ofrece el mismo resultado que el tratamiento con toxina butulínica, advierte la OCU

Que no te den gato por liebre con las cremas con efecto 'botox' de tu súper
Agus Calvet

Foto: BigStock

Sábado 11 de septiembre de 2021

3 minutos

A finales de los años 80 y principios de los 90 del siglo pasado un tratamiento revolucionó los tratamientos estéticos, en especial entre famosos de todo el mundo. Era el botox, una toxina procedente de la temida enfermedad del botulismo pero que, inyectada en pequeñas cantidades en determinados músculos de la cara se descubrió, de forma accidental, que los relajaba o incluso bloqueaba durante varios meses. ¿El resultado? Previene la formación de arrugas e, incluso, de forma inmediata dichas arrugas parecen desaparecer.

Casi de inmediato aparecieron, y siguen apareciendo, cremas que prometen imitar las bondades de este tratamiento, publicitando un denominado ‘efecto botox’. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y, según ha advertido la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), ninguna crema con efecto botox tiene el mismo resultado que el tratamiento con toxina botulínica.

Estas cremas cosméticas, que podemos encontrar en tiendas especializadas, pero también en supermercados e hipermercados, aparecen bajo la denominación de efecto bótox, efecto tensor, botulin effect, botox like o botox orgánico.

Lo cierto es que los productos cosméticos, como estas cremas, no tienen la capacidad para llegar a las capas más profundas de la piel, y sus beneficios hidratantes, o incluso tensores, solo son superficiales y de efectos mucho más reducidos en el tiempo.

La OCU expone como ejemplo cremas que contienen esphinlantol o argireline. El primero es una sustancia con efecto anestésico local y el segundo es una sustancia con efecto suavizador de arrugas. Ninguna de las dos se acerca al efecto de las inyecciones de botox o incluso las de relleno, entre otros tratamientos estéticos.

Lo mejor, si estamos buscando un tratamiento antiarrugas eficaz, es dejarnos asesorar por un médico que nos informe sobre la mejor opción en función de la edad, de la zona a tratar (no es lo mismo las arrugas de los párpados de los ojos que las de las comisuras de los labios) y, en especial, de los resultados que esperamos y, por supuesto, de los efectos secundarios o adversos que puede haber.

 

botox

Foto: BigStock

 

Sobre el autor:

Agus Calvet

Agus Calvet es redactor especializado en temas de consumo.

… saber más sobre el autor