Practicopedia

Aumentan las intoxicaciones en los hogares: por qué no debes mezclar la lejía con el amoniaco

65ymás

Miércoles 15 de abril de 2020

2 minutos

Hay que tener mucho cuidado con la mezcla de productos de limpieza

Agua con lejía

El Servicio de Información Toxicológica del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses ha detectado durante la pandemia de coronavirus un aumento en la incidencia de consultas telefónicas por intoxicaciones gestionadas y relacionadas con la mezcla de productos de limpieza en los hogares.

Los médicos del Servicio de Información Toxicológica han atendido durante el mes de marzo y las dos primeras semanas de abril un total de 11.337 consultas telefónicas, lo que supone un incremento de 1.655 llamadas (casi un 15%) con respecto al mismo periodo de 2019.

De todas esas consultas, 1.846 están relacionadas con intoxicaciones por el uso de lejías y otros desinfectantes de superficies, los cuales suponen el 55,6% de los productos de limpieza de los hogares.

Cuidado con estos hábitos de limpieza: productos que mezclamos o usamos mal y pueden ser peligrosos

Lejía con amoniaco

En el 26,1% de los casos, la lejía se mezcló con otros productos, principalmente amoníaco, aunque también otros como salfumant, vinagre, alcohol, anticalcáreos, limpiahogar y lavavajillas.

Según explica el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, que depende del Ministerio de Justicia, este aumento en las consultas telefónicas parece estar relacionado con el afán actual de eliminar el coronavirus en el ámbito doméstico.

Sin embargo, el instituto advierte de que la asociación de varios productos de limpieza domésticos puede ser responsable de cuadros toxicológicos, tanto a nivel respiratorio con síntomas como rinitis, irritación faríngea, irritación laríngea, tos o disnea, como dermatológico con síntomas relacionados con la irritación de la piel, picor, rubefacción o inflamación.

Quemadura de segundo grado

Irritación y quemaduras en la piel

En el caso de la mezcla de lejías con amoniaco, que es la más habitual, se produce una reacción química que genera un gas llamado cloramina (NH2Cl), que es altamente tóxico, y cuando éste entra en contacto con las mucosas se descompone para producir ácido clorhídrico que es tóxico y altamente corrosivo, provocando irritación de las mucosas y quemaduras en la piel.

Por tanto, el Servicio de Información Toxicológica, recomienda, para prevenir este tipo de intoxicaciones, evitar la mezcla de productos de limpieza y seguir las recomendaciones establecidas por el Ministerio de Sanidad para la limpieza en al ámbito doméstico y la prevención de infecciones por coronavirus.

El Servicio de Información Toxicológica funciona durante las 24 horas del día ininterrumpidas los 365 días del año en el teléfono 91 562 04 20.

0

No hay comentarios ¿Te animas?