Practicopedia

Estos son los mejores trucos de limpieza para dejar como nueva la campana de tu cocina

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Viernes 2 de agosto de 2019

2 minutos

Revisa a fondo los filtros cada dos meses para que este electrodoméstico no pierda eficacia

Estos son los mejores trucos de limpieza para dejar como nueva la campana de tu cocina

Cocinamos debajo de ella, por eso no es de extrañar que este electrodoméstico acumule tanta grasa y suciedad al cabo del día. Es por ello que es importante mantenerla en un óptimo estado ya no solo por cuestiones de limpieza sino para que siga siendo eficiente y atrape todo los olores y humos que se producen al cocinar.

Tu campana como nueva

No es necesario que cada día la limpies a fondo. Con pasar un trapo húmedo impregnado en algún producto quita grasas para quitar esos restos será suficiente a diario. Pero eso sí, cada año dale un buen repaso a fondo y cada dos meses, más o menos, deja impolutos los filtros.

Si no sabes cómo limpiar la campana de tu cocina, sigue esto sencillos trucos que te explicamos a continuación y presume de electrodoméstico nuevo. 

Estos son los mejores trucos de limpieza para dejar como nueva la campana de tu cocina

Acero inoxidable

Si has comprado recientemente este electrodoméstico, es posible que hayas adquirido un modelo de acero inoxidable. Lo mejor para limpiar esta superficie, en la que hasta un dedo se nota, es emplear un producto adecuado a su cuidado o bien un remedio casero con un trapo impregnado en aceite de oliva para que quede reluciente como el primer día. 

Tanto para este tipo de acabados como para casi todas las campanas, lo mejor es emplear un paño húmedo o una esponja suave para limpiar su exterior. Olvídate de estropajos más ásperos o de productos abrasivos que pueden destrozar la superficie. 

¿Cómo quitar la grasa incrustada?

Para solucionar este problema tenemos varios trucos caseros: puedes emplear una solución de vinagre de vino blanco con agua tibia o bien, mezclar lejía con agua para quitar la suciedad más pegada a la campana extractora.

Otro de los remedios es colocar una olla con agua y zumo de limón y dejarlo hervir con la campana extractora encendida durante 15-20 minutos. Gracias a ese vapor que sale, la grasa se eliminará más fácilmente. 

Una vez al mes, los filtros

Una de las recomendaciones es quitar los filtros, para mejorar el sistema de extracción y el ruido, y ponerlos a remojo durante un par de horas en agua caliente y con el mismo jabón con el que friegas los platos. Si son de metal, incluso, se pueden meter en el lavavajillas sin problema pero usando un programa corto o ecológico. 

Para terminar, déjalos secar al aire sobre un trapo que absorba la humedad y colócalos de nuevo en su lugar. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?