Practicopedia

Cómo elaborar desodorantes caseros y naturales

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Miércoles 12 de junio de 2019

2 minutos

Los desodorantes que utilizas para bloquear el mal olor pueden incluir algunas sustancias nocivas

Cómo elaborar desodorantes caseros y naturales

La población está cada vez más concienciada de esos elementos y sustancias que ponen en riesgo su salud y la del medio ambiente. Por ello, muchas personas se han lanzado a la elaboración casera y natural de sus propios productos. No solo hablamos de aquellos que forman parte del ámbito culinario, sino también de los que mejoran la higiene de quienes los usan.

Un buen ejemplo de ello son los desodorantes, artículos de aseo que matan las bacterias que provocan ese desagradable olor corporal. Sin embargo, este efecto queda bloqueado debido al uso de perfumes, germicidas o cloruros que no solo actúan sobre los residuos de transpiración y el aceite natural del cuerpo, también pueden obstruir las glándulas sudoríparas impidiendo que el sudor salga a la superficie, en el caso de los desodorantes antitranspirantes.

Es cierto que esto tiene sus ventajas, pero también impide la expulsión adecuada de las toxinas que viajan con el sudor. Sin olvidar las sustancias artificiales y, en algunos casos, tóxicas que forman parte de su composición y que pueden desencadenar diversas reacciones, tal y como alerta la Organización de Consumidores y Usuarios. Ante esta situación, muchos se han atrevido a elaborar su propia remesa de desodorantes. A continuación, os dejamos algunas recetas.

Desodorantes naturales y caseros

Con bicarbonato

Ingredientes:

  • ½ taza de bicarbonato de sodio

  • ½ taza de almidón de maíz

  • 4 cucharadas de aceite de coco

  • 10 gotas de aceite esencial eucalipto o lavanda

  • 10 gotas de aceite esencial de sándalo o menta

Para elaborar este desodorante casero solo tienes que mezclar el bicarbonato, el almidón y el aceite de coco, y remover el conjunto hasta crear una mezcla espesa y cremosa. Finalmente, incluye los aceites esenciales y guarda el desodorante en un recipiente de tapa hermética para que se conserve mejor.

Con romero

Ingredientes:

  • 100 ml de agua

  • 4 cucharadas de romero seco

  • 20 ml de alcohol de 90º

  • 20 gotas de aceite esencial de tomillo, lavanda o limón

Para aquellos a los que el bicarbonato de sodio les irrita la piel, esta opción es muy interesante. Primero, calienta el agua y, cuando hierva, retírala del fuego y añade las hojas de romero. Deja que repose durante 10 minutos y, cuando ya esté frío, incorpora el alcohol y el aceite esencial. Mézclalo todo a conciencia e introduce el líquido en una botella con pulverizador.

Con naranja y limón

Ingredientes:

  • 1 litro de agua

  • Cáscaras de tres naranjas y tres limones

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio

  • 1 taza de sal marina

Muchas personas recurren directamente al jugo de limón, pero esta mezcla puede aumentar sus efectos. Solo tienes que hervir las cáscaras en el agua durante unos minutos. Después, filtra el líquido y resérvalo. Finalmente, incluye el resto de ingredientes y remueve concienzudamente hasta crear una pasta.

0

No hay comentarios ¿Te animas?