Practicopedia

Cómo elaborar helados caseros y naturales para tu perro

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Miércoles 3 de julio de 2019

2 minutos

La única condición para que este bocado resulte beneficioso para tu mascota es que lo hagas en casa

Cómo elaborar helados caseros y naturales para tu perro

El calor sofocante del verano no solo afecta a la salud del ser humano, los animales también pueden sufrir diversos problemas de salud vinculados a las altas temperaturas, sobre todo aquellas razas que tienen un pelaje más espeso o que son consideradas braquicéfalas, es decir, que tienen el hocico achatado, como los bulldogs o los boxers.

Aunque pueda resultarnos extraño, los perros también pueden ser víctimas de un golpe de calor y su consecuente desvanecimiento. Entre los síntomas que le acompañan y que nos permiten identificar el problema se encuentran un jadeo y babeo excesivo, vómitos, apariencia aletargada, encías de color rojo oscuro e incluso la pérdida de conciencia. Además, como ya han alertado las autoridades competentes, sus patitas y almohadillas sufren con el calor del asfalto.

Ante esta situación, los veterinarios no solo aconsejan evitar los paseos en las horas críticas del día, potenciar su hidratación, pulverizarles con agua fría o dar prioridad a las zonas de sombra, también se puede combatir a través de la alimentación. Más concretamente con los helados para perros.

Helados caseros para perros

Frescura, hidratación y diversión

Los veterinarios aconsejan recurrir a este suculento bocado para sobrellevar mejor los días más calurosos del verano. Eso sí, debes tener en cuenta algunos factores como, por ejemplo, los alimentos aptos para dicha receta. El yogur es el más habitual, mientras que las frutas también ocupan un lugar privilegiado, en especial la manzana, la sandía, el melón, el plátano maduro o la pera, entre otras. Eso sí, siempre sin las semillas y la piel.

Además, es fundamental que se elaboren en casa para así asegurar una composición adecuada para su salud y, bajo ningún concepto, debe sustituir su alimentación habitual. Estos helados son un mero complemento para mantenerlos frecos y, de paso, entretenidos. ¡Toma nota de las siguientes recetas!

  • Helado de plátano. Para esta elaboración solo necesitas un plátano maduro, un yogur sin grasa y el contenido de medio yogur de agua. Bate todos los ingredientes con la batidora hasta obtener un puré y vierte la mezcla en un molde para helados. Así de fácil. Esta receta sirve para cualquier otra fruta.
  • Helado de yogur. En este caso, antes de rellenar el molde, debes diluir un poco el yogur con agua y procesarlo con la batidora o la licuadora. Para añadir sabor, algunos expertos incluyen también un poco de canela, siempre y cuando tu perro no sea alérgico.
  • Helado de zanahoria. También existen verduras aptas para tu mascota y la zanahoria es una de ellas. Mézclala con leche de arroz hasta que no se distingan los ingredientes y vierte el contenido de nuevo en los moldes. Deja que se enfríe varias horas antes de su consumo.
  • Helado de galletas. Para que este helado resulte beneficioso para tu perro, debes escoger galletas elaboradas especialmente para este animal o, en su defecto, galletas naturales, nunca industriales y repletas de azúcares y conservantes. Una vez seleccionadas, solo tienes que mezclarlas con yogur, batir ambos ingredientes y meter la masa en los moldes.
0

No hay comentarios ¿Te animas?