Gastronomía

¿Cómo preparar helados caseros con frutas naturales bajos en azúcar?

Ruth Macarrón

Foto: Bigstock

Miércoles 5 de junio de 2019

1 minuto

Deliciosos y mucho más saludables que los industriales

Cómo hacer helados con frutas naturales

Si eres consciente de los riesgos de una dieta rica en azúcares libres (los añadidos a la comida al procesarla) y este verano te has propuesto no pasarte de la raya, hay muchas opciones para preparar helados con frutas naturales en casa. A diferencia de los industriales, estos son bajos en azúcar y mucho más saludables. Te damos tres recetas para que puedas adaptarlas según la equipación de tu cocina. Todos son sencillísimos, toma nota para hacer helados caseros con frutas naturales.

Helados de frutas con heladera

Si eres aficionado a los helados y piensas que la vas a aprovechar, hacerte con una heladera puede ser una buena opción. Los helados caseros con frutas preparados en heladera deben llevar nata y leche para ser cremosos, que has de mezclar previamente. A la mezcla de lácteos, añade la fruta de tu elección y una pequeña cantidad de azúcar para endulzar (si lo necesitas). Mantenlo en la heladera durante 15 minutos o lo que indique tu robot, y mantenlo en el congelador hasta que llegue el momento de servir.

Helados de frutas con Thermomix

La gran ventaja de preparar helados de frutas con Thermomix es que te permite degustarlos al momento, sin necesidad de esperar a que congelen, por lo que son ideales para preparar una merienda rápida o un postre frío al instante. Para ello debes tener la fruta previamente congelada, cortada en trocitos, y mezclarla con los lácteos (nata, leche o yogur) directamente en el vaso. Puedes hacerlos de manzana, pera u otras frutas exóticas como el mango. Esta técnica es perfecta para aprovechar frutas cuando se ponen muy maduras, como las fresas o el plátano. Basta congelarlas en trozos, para poder usarlas cuando lo necesites.

Helados de frutas al estilo de Eva Arguiñano

La receta de helados de frutas tipo tutti frutti de la repostera Eva Arguiñano (@evaarguinano) no necesita heladera ni Thermomix, tan solo una batidora a la que puedas incorporar varillas. Con ella, bate la nata fría con el azúcar glas, y después incorpora el yogur también batido y las frutas cortadas en trozos pequeños. Esta mezcla deberá reposar en el congelador durante al menos dos horas o hasta que congele, y sacar al frigorífico media hora antes de consumir.

0

No hay comentarios ¿Te animas?