Practicopedia

Cómo quitar la cal de la mampara de la ducha sin mucho esfuerzo

David Vargas

Foto: Bigstock

Miércoles 2 de junio de 2021

4 minutos

Mantener la higiene del baño es importante, no solo por estética, sino también por salud

Cómo quitar la cal de la mampara de la ducha sin mucho esfuerzo
David Vargas

Foto: Bigstock

Miércoles 2 de junio de 2021

4 minutos

Lo de limpiar la mampara del baño o de la ducha es de esas tareas del hogar que suponen un auténtico quebradero de cabeza, por eso solemos dejarla siempre para más adelante. El problema es que se ensucia por los jabones y geles que usamos y, según el lugar, también por la dureza del agua (la dichosa cal, responsable de las marcas blancas que tanta rabia nos dan).

Pero, aparte de por una cuestión de imagen, mantener la mampara limpia es importante por un tema de salud. Conviene limpiarlas con frecuencia y mantenerlas secas; es la única manera de acabar con el moho que puede acumularse en la silicona de las juntas, donde prolifera la humedad, y evitar su aparición. En este artículo, te contamos cómo quitar la cal de tu mampara de una forma sencilla y fácil.

Solo necesitas los siguientes productos para dejar la mampara reluciente:

  • Un cepillo de cerdas suaves o un estropajo que no raye.
  • Amoniaco o lejía con detergente. Pero recuerda: nunca mezcles estos dos productos, son incompatibles y podrías terminar intoxicado.
  • Agua caliente.
bigstock Cómo quitar la cal de la mampara de la ducha sin esfuerzo

Algunos fabricantes de mamparas recomiendan limpiarlas con un jabón neutro en vez de emplear productos agresivos como el amoníaco o la lejía, aunque también resulta muy eficaz hacerlo con vinagre, tanto si la mampara es de plástico como de cristal, ya que es un potente antical y un desinfectante muy eficaz.

Si las manchas de cal se resisten al poder del vinagre, prueba a mezclarlo con dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Aplica la mezcla sobre la mampara y déjalo actuar durante 20 minutos para retirarlo posteriormente con un trapo húmedo. Te sorprenderá su resultado.

Mantenimiento diario de la mampara

Las mamparas, ya sean de cristal o de plástico, se ensucian a diario con el simple goteo constante del agua. Lo mejor para evitar que aparezcan, es secarlas siempre después de ducharte, así se mantendrán limpias durante más tiempo. Puedes limpiar la mampara con un paño seco y eliminar las gotas, pero es más cómodo y efectivo utilizar una espátula de goma como las que se usan para limpiar los cristales.

Es importante también que dejes la puerta o la ventana del baño abierta para que se vaya la humedad tras la ducha y, cada pocos días, rocía el carril y la mampara con zumo de limón para evitar que las bacterias se propaguen y aparezcan hongos. Por último, cuando compres productos de limpieza, asegúrate de que son aptos para tu mampara.

Sobre el autor:

David Vargas

David Vargas es periodista y redactor especializado en temas de ocio.

… saber más sobre el autor