Cómo

Cómo limpiar la mampara de la ducha para que quede perfecta evitando cualquier deterioro

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Jueves 10 de octubre de 2019

2 minutos

Darle un repaso tras cada uso, evitará que se acumulen manchas de cal o restos de productos de aseo

Cómo limpiar la mampara de la ducha

Las mamparas en duchas o bañeras, que evitan las posibles salidas de agua, requieren un mantenimiento bastante sencillo para que luzcan impecables por más tiempo. Tienes infinidad de modelos, pero lo que te interesa en cuanto a limpieza es confirmar de qué material está hecho el tuyo, comprobando, además, en caso de ser de cristal, si éste tiene algún tratamiento anti cal o film invisible antiadherente que proteja su superficie. Este detalle es importante. porque algunos productos de limpieza de elevado pH pueden dañar el cristal.

Consejos para la limpieza diaria y “a fondo”

Mantener la ducha limpia, mampara incluida, no solo hará que tu baño luzca mucho más bonito. Maximizar la higiene es también una cuestión de salud. Comprobar que el plato de ducha queda sin resto alguno de productos con los que pudieras tener un peligroso resbalón, asegurarte de que en juntas y rendijas no hay agua acumulada, que podría favorecer la aparición de moho (junto a hongos y bacterias) es algo que conviene hacer tras cada uso.

Las propias gotas que se adhieren al cristal, las manchas de cal (especialmente en zonas en las que el agua resulta de especial dureza) y los restos de gel y champú, son los principales enemigos de tu mampara.

limpieza mampara

Cada vez que finalices el baño, con la propia ducha, deja que el agua templada corra por su superficie, para facilitar la eliminación de los restos habituales. Buena idea es, además, retirar el exceso de agua, que haya podido quedar, con un paño que tengas para este fin o bien con una pequeña espátula de goma que te ayude a eliminarla.

Este gesto, que solo te llevará unos minutos, hará que las limpiezas periódicas, más en profundidad. te resulten mucho más fáciles. Cuando termines la ducha, recuerda ventilar el baño para que el aire contribuya al secado de tu mampara.

Si toca limpieza a fondo puedes recurrir a productos específicos para cada material. En muchas mamparas, los fabricantes colocan advertencias sobre el uso de sustancias no recomendables para aplicar en determinados plásticos o cristales tratados (comprueba si la tuya tiene alguna pegatina con información al respecto).

Elementos naturales

Si no es el caso, al probar un nuevo producto, haz una pequeña prueba en un área poco visible por si acaso. Además de estas fórmulas, realmente efectivas para limpiar los cristales del cerramiento de la ducha, algunos trucos, a base de elementos naturales pueden resultar muy eficaces a la hora de lograr una mampara impecable.

El vinagre blanco es el mejor. Diluido en agua, en una proporción de tres partes de agua por una de vinagre, y con ayuda de un recipiente con difusor, solo tienes que esparcirlo por tu mampara, dejar actuar unos minutos y retirar con un paño húmedo. Si lo prefiere.s puedes quitarlo con agua y, seguidamente, proceder a secar. Si la mampara presenta manchas persistentes (sobre todo de cal) añade una cucharada pequeña de bicarbonato y procede del mismo modo para obtener resultados excelentes.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?