Practicopedia

Tomates o ajo: remedios caseros para acabar con las durezas y callos en los pies

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Sábado 28 de noviembre de 2020

1 minuto

Tomates o ajo: remedios caseros para acabar con las durezas y callos en los pies. Foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Sábado 28 de noviembre de 2020

1 minuto

La palabra callo es fea, y no porque lo digamos nosotros, sino porque la RAE la define como ‘persona muy fea’, lo que, llevado a los pies, es más aún. Y como todo, solo nos gusta mostrar lo bonito, por ello, vamos a darte unos remedios caseros para que los hagas desaparecer.

No obstante, lo primero que tenemos que aclarar es que no es lo mismo callo que dureza. El primero, suele aparecer en las articulaciones, es pequeño, tiene una zona central a partir del cual crece hacia el interior en forma de clavo buscando el hueso y presionando algunas terminaciones nerviosas, lo que hace que duela bastante. Sin embargo, la dureza aparece en la planta del pie, es más grande, crece a lo ancho, tiene un color amarillento de tacto áspero y no duelen, normalmente.

Según la Sociedad Española de Medicina y Cirugía del Pie estas afecciones afectan al 70 % de la población española.

Tanto las durezas como los callos, además de ser antiestéticos, son en ocasiones molestos, especialmente cuando llevamos muchas horas de pie o, en el caso de las mujeres, cuando utilizamos tacones.

¿Cómo luchar contra las durezas y callos de los pies? Foto: bigstock

Suelen aparecer por la presión y el roce del pie con el zapato y ello es debido al uso de calzados que no se corresponden con nuestra talla, a la ergonomía de algunos pies como por ejemplo los dedos en garra, o a una mala pisada provocada por diferentes motivos.

Remedios caseros para acabar con las durezas y los callos

  • Piedra pómez: se trata de uno de los remedios más antiguos. Para poder utilizarla correctamente, debes meter los pies previamente en agua caliente. De ese modo la zona estará más hidratada y será más sencillo. Enjuaga la piedra y los pies con frecuencia para ir eliminando la piel muerta que vayamos quitando.
¿Cómo luchar contra las durezas y callos de los pies? Foto: bigstock
  • Tomate: extrae su pulpa y aplícala sobre la zona afectada cubriéndola. Deja que actúe toda la noche.
  • Bicarbonato de sodio: introduce tus pies en agua durante 10 minutos. A continuación, pon sobre las durezas la mezcla resultante de una cucharada de bicarbonato de sodio con un poco de agua.
  • Manzanilla: moja tus pies en un barreño de agua tibia con manzanilla durante 20 minutos. Suavizará las durezas.
  • Limón: déjate una rodaja de limón en los pies durante toda una noche.
  • Ajo: prepara un zumo de limón con un ajo machacado y una cucharada de manzanilla. Aplícalo en los pies y déjalo actuar durante 20 minutos.
  • Cebolla, limón y sal: corta una rodaja de cebolla y ponle unas gotas de limón y sal. Colócala en la zona afectada y sujétala con una venda para que actúe toda la noche.
  • Raspadores y cortadores: sirven para cortar y quitar la piel muerta. Hay que utilizarlos con cuidado ya que pueden provocar heridas.

Para evitar las durezas y los callos, es fundamental, entre otras medidas, una buena hidratación, ya que la sequedad y descamación favorece la aparición de callosidades, por ello es importante mantener los pies hidratados mediante la aplicación diaria de una crema nutritiva.

Si tus callos o durezas son muy grandes, nuestro consejo es que acudas a un podólogo para que los trate correctamente.

0

No hay comentarios ¿Te animas?