Cómo

Aprende a hacer tus propios encurtidos en casa, paso a paso

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Jueves 22 de agosto de 2019

2 minutos

Entre sus propiedades, combaten el estreñimiento, sacian el hambre y activan el metabolismo

Aprende a hacer tus propios encurtidos paso a paso

Los encurtidos son uno de los snacks más sabrosos y populares de nuestro país, y mucho más saludables que las clásicas patatas fritas. Se trata de un bocado que guarda múltiples beneficios para la salud como, por ejemplo, enriquecer la flora intestinal (debido a la presencia natural de probióticos), favorecer la digestión, combatir el estreñimiento, eliminar el deseo de consumir azúcar o evitar los gases intestinales.

Asimismo, se aconseja a los niños y a las personas mayores que toman antibióticos incluir encurtidos en su alimentación, pues también combaten las bacterias.

Aunque es un producto que puedes adquirir fácilmente en el supermercado, donde además encontrarás una gran variedad de opciones, muchas personas se atreven a preparar su propia remesa de encurtidos en casa. Lo que elimina del proceso cualquier posible sustancia artificial o nociva, y lo convierte en un aperitivo mucho más natural. ¿Qué pasos debes seguir para elaborar encurtidos caseros?

Aprende a hacer tus propios encurtidos

Una receta de encurtidos fácil, rápida y saludable

Ingredientes:

  • 400 ml de agua
  • ½ cucharada de sal
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 200 ml de vinagre
  • Pimienta en grano
  • Verduras al gusto: brócoli, zanahoria, ajo, rábanos, pimiento, coliflor…

En primer lugar, mezcla el agua, el vinagre, la sal y el azúcar y ponlo en un cazo al fuego. Cuando hierva, escalda durante unos segundos los vegetales seleccionados y, seguidamente, sumérgelos en otro recipiente con agua fría y hielo. El objetivo de este paso es eliminar los microbios que puedan tener, ya que las verduras se consumen en crudo, mientras que el agua fría tiene la responsabilidad de cortar la cocción y que no se sigan haciendo con el efecto del calor.

A continuación, escurre muy bien todas las verduras y colócalas en un frasco. Si quieres que la composición sea también bonita a la vista, puedes combinar en el mismo recipiente varias verduras de diferentes formas y colores. Cuando ya estén todos los vegetales distribuidos, vierte dentro el líquido que has cocido anteriormente, hasta que todo quede bien cubierto. Después, cierra el bote a conciencia y deja que reposen boca abajo durante unas 24 horas

Pasado este tiempo, tendrás que esperar otras dos semanas para que los ingredientes adquieran ese sabor tan característico de los encurtidos. En cuanto a su conservación, suelen aguantar en la despensa varios meses, así que con una sola remesa podrás tener para todo el año.

0

No hay comentarios ¿Te animas?