Cómo

¿Cómo se celebra el equinoccio de primavera en distintas partes del mundo?

Victoria Herrero

Miércoles 20 de marzo de 2019

3 minutos

En numerosos países se suceden las festividades y ritos ancestrales para recibir este nuevo ciclo

Llega la primavera (bigstock)
Victoria Herrero

Miércoles 20 de marzo de 2019

3 minutos

Es oficial. Ya estamos en primavera. Desde el 20 de marzo a las 21.58 horas –una hora más en España– en el hemisferio norte donde nos encontramos, se da la bienvenida a la nueva estación del año. Un cambio del invierno a la primavera que se produce, en esta zona norte de la Tierra, con el llamado equinoccio de primavera. Se trata de un momento astronómico preciso en el que la duración tanto del día como de la noche coinciden en cualquier parte del globo terrestre.

Esta nueva estación nos traerá más horas de luz al día y meses de temperaturas más apacibles. Tampoco es que hayamos tenido un invierno muy riguroso, pero este año estrenaremos estos días con una vuelta a la bufanda y los guantes. Además, en apenas unos días tendremos un nuevo cambio de hora; el domingo 31 de marzo adelantaremos una hora nuestros relojes.

La celebración del equinoccio de primavera a lo largo del mundo

​La llegada de esta nueva estación es síntoma de alegría en muchas partes del mundo, por eso hoy os enseñamos algunas festividades que se realizan para conmemorar este momento.

Es el caso del festival Holi en el norte de la India. Color y más color es la seña de identidad de esta tradición hindú. Los participantes asisten divertidos a un ritual que consiste en lanzarse polvos de todos los colores posibles, en alusión a esa primavera y como señal de agradecimiento en su mitología religiosa. Una celebración que dura todo un día y que, este año, da su pistoletazo de salida el día 20 de marzo. 

Festival Holi para recibir a la primavera en la India (bigstock)

No tan lejos, en Suiza se da la bienvenida a la primavera –eso sí a comienzos del mes de abril– con el festival Sechseläuten o fiesta de la primavera de los gremios de la ciudad suiza de Zúrich. Esta tradición consiste en un desfile de los más pequeños vistiendo trajes regionales y la quema del muñeco de nieve Böögg a la seis de la tarde de forma puntual. Dice la leyenda que cuanto más rápido se queme la cabeza del mismo, mejor serán los meses de verano de ese año. 

A miles de kilómetros tenemos una de las celebraciones del equinoccio de primavera más destacadas. En la zona arqueológica de Teotihuacán, en México, miles de personas se reúnen vestidas de blanco alrededor de la enorme pirámide de ese conjunto histórico. La tradición habla de subir los escalones de esta pirámide para, justo en el instante en que los rayos del sol caen perpendicularmente sobre lo alto de este templo, recibir con los brazos abiertos toda la energía que, de acuerdo con su cultura, emana del universo.