Cómo

Cómo colgar objetos en la pared sin hacer agujeros

Teresa Rey

Lunes 25 de noviembre de 2019

1 minuto

Hoy en día podemos encontrar varios productos que permiten colgar cuadros sin taladrar las paredes

Cómo colgar objetos en la pared sin hacer agujeros (Bigstock)

Hace un tiempo colgar un cuadro en la pared si hacer un agujero que la descascarillara era impensable. A día de hoy, ya se ha avanzado bastante en este sentido y podemos encontrar artículos diversos que nos permiten decorar nuestras paredes con unas cuantas ventajas: no tener que hacer ruido, no tener que recurrir a una taladradora incómoda, y que no siempre sabemos utilizar, y no resquebrajarlas.

Tiras de velcro dobles

Estas tiras tienen velcro por ambas caras, de modo que se pegan tanto a la pared como al objeto en cuestión que deseemos colgar. Su uso no tiene ninguna complicación, el único inconveniente es que si el cuadro es un poco pesado, no lo aguanten bien, por lo que tal vez debas usar varias tiras y colocarlas en todos los márgenes. Algunas están diseñadas específicamente para colocarlas en las esquinas de los mismos.

Pastas especiales

Este tipo de pastas son adhesivos de montaje que suelen venderse en tubos, y que se emplean también para montar muebles. Son como una especie de masilla que puede ser invisible o de color. Las hay de distintas categorías. Dependiendo de lo que vayamos a colgar podemos encontrarnos con opciones ultrafuertes. Representan una alternativa interesante para poner posters, siempre que sean ligeras porque hemos de tener en cuenta que se adhieren al papel, de modo que si luego queremos recuperarlo íntegro la pasta puede quedarse pegada.

Colgadores con adhesivo

Ganchos con adhesivos podemos encontrar de muchos tipos y materiales, por lo que a la hora de decantarnos por uno tendremos que valorar si vamos a colgar algo de peso contundente o algo más liviano como un paño de cocina. El tipo de pared también es importante, de nuevo sobre las de azulejos funcionan mejor.

Cadenas con ganchos

Estas se pueden usar aprovechando vigas o sobresalientes que haya en la pared. Para ello necesitaremos dos ganchos en forma de S y una cadena. Cada gancho se ha de poner en los extremos de la cadena, de modo que el de arriba se inserta en la viga y el de abajo se engancha a la escarpia que deberemos haber puesto en el centro del cuadro. Si colgamos varios de esta manera se crea un efecto decorativo original sobre la pared. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?