Cómo

Detectar una mentira es posible, si sabes cómo

Carlos Zapatero

Jueves 2 de mayo de 2019

1 minuto

Desde el tono de la voz hasta los gestos, todo influye para obtener información del interlocutor

¿Cómo detectar una mentira? (Big stock)
Carlos Zapatero

Jueves 2 de mayo de 2019

1 minuto

El lenguaje corporal es un ámbito de estudio que puede ofrecernos una gran cantidad de información de nuestro interlocutor. Especialmente todo lo relacionado con las mentiras siempre ha sido uno de los grandes atractivos de esta disciplina.

Sin embargo, hacerlo no es fácil. El Instituto Knesix afirma que en la observación está la clave para poder identificar una mentira. En la voz, los gestos o la sudoración están algunas de las claves.

Ganar tiempo con la respuesta

Cuando nos sentimos acorralados, nuestro instinto nos invita a ganar tiempo para que nuestro cerebro pueda pensar en una vía de escape. Para hacerlo, en la mayoría de los casos, repetimos la pregunta que nos han realizado, de manera completa o parcial.

Especialmente en preguntas sencillas, en las que la respuesta debería estar conformada por una o dos palabras. Si la persona con la que estamos hablando no contesta de inmediato y pierde tiempo parafraseando sobre lo que acabamos de preguntar, puede ser un buen indicativo para comenzar a tener sospechas. 

Taparse la boca

Cuando los niños escuchan o dicen una mentira, lo primero que hacen es taparse la boca con las manos, manifestando su sorpresa ante tal afirmación. Cuando somos adultos, es común que heredemos los gestos que hacíamos de niños, pero adaptados a nuestra edad. Cuando mentimos es habitual que situemos las manos en la comisura de los labios o tapándonos la boca. 

Demasiadas justificaciones

Del mismo modo que en el primer caso, ante preguntas sencillas, las respuestas también tienen que serlo. Cuando queremos desviar el centro de atención es habitual que nos centremos en exponer demasiadas justificaciones. Las justificaciones tienen que reservarse para los momentos en los que son obligatorias. Si la respuesta no es concisa o está excesivamente estructurada, es conveniente que prestemos atención.

El volumen de la voz

Cuando una persona miente, el tono de su voz baja de manera inconsciente. En un interrogatorio es habitual que los acusados desciendan el volumen de sus declaraciones cuando hay ciertos detalles que no recuerdan o no están seguros de ellos. Por este motivo, es conveniente que nos centremos en el volumen de la voz de la persona de la que sospechemos. Es un indicador más que fiable para que surjan los primeros interrogantes.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?