Cómo

¿Cómo se hace un sudoku? Simple o complicado pero siempre entretenido

Mariola Báez

Lunes 25 de febrero de 2019

2 minutos

Prueba a hacer uno y entrenarás la memoria visual y la capacidad matemática de tu celebro

Cómo se hace un sudoku (Bigstock)

No hay que sumar ni que hacer complicadas progresiones numéricas. El sudoku ha pasado a formar parte de los pasatiempos habituales que puedes encontrar en cualquier publicación y centrarte en hacerlos es todo un reto de lo más entretenido. Un sudoku parece algo muy fácil de hacer... hasta que te pones manos a la obra.

No creas que es algo tan nuevo, porque, en realidad, su origen está en ejercicios y teorías numéricas complejas, relacionadas con la probabilidad, desarrolladas en el siglo XVIII por el matemático suizo Leonard Euler. Fue en la década de los 80 cuando el periódico japonés Monthy Nikolist propuso aplicar esas teorías a un curioso juego numérico que en la actualidad cuenta con millones de aficionados. Aunque el nombre te lleva irremediablemente a pensar en el país nipón, distintas fuentes apuntan a que, en realidad, fue la revista neoyorquina Dell Magazines la que publicó en sus páginas el primer sudoku como un pasatiempo.

Hacer un sudoku exie mantener tu mente acitiva (Bigstock)

¿En qué consiste completar un sudoku?

Sencillo en teoría y complicado a la hora de la verdad. Aunque hay distintos modelos, un sudoku básico y tradicional, parte de una cuadrícula de 3x3, es decir, un cuadrado dividido en 9 filas (verticales), 9 columnas (horizontales) que, al cruzarse, crean un total de 81 casillas o celdas.

A la hora de empezar el juego, verás una serie de números distribuidos “supuestamente" de manera aleatoria en algunas de las casillas. ¿Qué tienes que hacer? Intentar completar cada fila de tal manera que consigas incluir en cada una de ellas todos los números del 1 al 9 sin que, finalmente, se repita ninguno ni en esa misma fila ni tampoco en la misma columna. Es un verdadero rompecabezas y los encontrarás con distinto grado de dificultad, dependiendo de los números que ya aparezcan como dados en un principio. 

Además de formar parte de la sección de pasatiempos de cualquier revista, existen multitud de webs en las que encontrar sudokus de todo tipo, desde los más sencillos a los realmente complicados de resolver.

De momento, no se conocen estudios que confirmen los beneficios del sudoku a la hora de mantener la mente activa, pero está claro que este juego requiere un esfuerzo y exige capacidad de concentración, buena memoria y agilidad mental para buscar alternativas con las que conseguir cuadrar un puzle matemático que puede ser tan simple como enrevesado quiera su creador con su "diabólica" estrategia a la hora de colocar los primeros números ¿Te atreves?

0

No hay comentarios ¿Te animas?