Cómo

¿Problemas con tu teclado del ordenador? Aprende a solucionarlos

Carlos Zapatero

Miércoles 17 de abril de 2019

2 minutos

El teclado es el periférico más importante en los ordenadores de sobremesa (junto al ratón)

Cómo formatear tu ordenador: aspectos que debes tener en cuenta antes de hacerlo

Tanto si escribes en un ordenador portátil como si usas un ordenador de sobremesa, el teclado es la parte del ordenador que más expuesta está a cualquier problema. Desde el derrame de un líquido hasta una mota de polvo que impide que las teclas realicen su recorrido completo, afectando así a su uso.

¿Se han desconfigurado las teclas?

De repente, pulsas una tecla y aparece otra letra en la pantalla. Si alguna vez te ha ocurrido, lo más probable es que hayas cambiado la distribución de las teclas del teclado o, en su defecto, el idioma del mismo. Para volver a configurarlo como el idioma habitual, sigue la siguiente ruta:

  • Panel de control – Configuración del idioma – Teclados e idiomas – Cambias teclado – Configuración avanzada.

Una vez en esta pestaña, selecciona la opción de “No asignada”, tanto en el idioma de entrada como en la distribución del teclado. Automáticamente tus teclas volverán a estar en su posición original y podrás volver a escribir con normalidad.

Las teclas no realizan su recorrido completo

En los teclados antiguos existía mucha distancia entre la tecla y el soporte físico del teclado, lo que hacía que fuese muy fácil que una miga de pan, una pelusa de polvo o cualquier otro objeto se metiese en el hueco de la tecla, dificultado su correcto funcionamiento. Pese a que en los ordenadores más nuevos las teclas están muy ajustadas, en la membrana que las envuelven todavía es posible que se cuelen pequeñas partículas y tengamos el mismo problema. 

Dependiendo de la marca del teclado, podremos actuar de una forma u otra. En los teclados externos de los ordenadores de sobremesa es muy sencillo desmontar una tecla. Simplemente haciendo un poco de presión en su base con un clip o un imperdible, podremos desmontarla y limpiarla por completo.

Sin embargo, cuando es un teclado de un ordenador portátil, lo mejor que podemos hacer es acudir a un servicio técnico oficial. La solución es muy sencilla, puede que incluso nos la realicen en el acto, pero por la complejidad de determinados ordenadores es mejor que acudamos a un profesional para evitar posibles riesgos.

Derrame de líquidos

Junto con la comida, los derrames de líquidos son uno de los contratiempos más habituales a los que sometemos a nuestros teclados de manera habitual. Dependiendo del tipo de líquido es posible que logremos recuperarlo. En cualquier caso, si derramas algo líquido sobre el teclado, lo primero que tendrías que hacer es pasar un paño por las teclas, tratando de eliminar todolo que todavía no haya penetrado en las mismas.

En segundo lugar, deja al teclado reposando, sin utilizarlo, durante 48 horas. Una vez seco, conéctalo y comprueba su funcionamiento. Es conveniente que sepas que es un tipo de avería que no suelen cubrir las garantías de ningún fabricante, por lo que si no vuelve a la normaliad tendrías que comprar uno nuevo. En cualquier caso, bajo ningún concepto utilices un secador, pues solo conseguirás fundir los circuitos de su interior. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?