Cómo

¿Cómo utilizar el Bicimad? Paso a paso para disfrutar de este medio de transporte

Ruth Macarrón

Sábado 30 de noviembre de 2019

3 minutos

Ecológico, rápido y divertido: te contamos cómo puedes hacer uso de este sistema de alquiler

Bicimad (madrid.es)
Ruth Macarrón

Sábado 30 de noviembre de 2019

3 minutos

Si montar en bici se encuentra entre tus habilidades, Bicimad, el sistema de alquiler de bicicletas del Ayuntamiento de Madrid, puede convertirse en tu medio de transporte favorito por el centro de la capital. Rápido y ecológico, te contamos cómo utilizar el Bicimad paso a paso:

Descarga la aplicación de Bicimad

No es imprescindible, pero si muy recomendable. Si tienes un smartphone, descarga la aplicación de Bicimad en tu teléfono. Crea una cuenta y podrás acceder al mapa de estaciones o consultar el saldo de tu tarjeta, e incluso podrás solicitarla si vas a usarlo por primera vez, para poder descargarla directamente en la estación. De cualquier modo, podrás solicitarla in situ si no puedes usar la aplicación.

Obtén una tarjeta

Lo primero es establecer si le vas a dar un uso frecuente o esporádico. Si no vives en Madrid y estás de paso, puedes sacar una tarjeta para este uso ocasional, en la que te facturarán por el uso que le des. Puedes sacar tu tarjeta acercándote a uno de los tótems en los que las bicicletas están ancladas (consulta aquí las estaciones), operando con una tarjeta de crédito. Como si se tratara del alquiler de un coche, te cargarán un depósito de 150 euros para asegurarse de que la bicicleta será devuelta. Cuando lo hagas, te descontarán el uso que le hayas dado.

Si vives en Madrid y planeas coger el Bicimad varias veces al año, es probable que te interese su abono anual (las tarifas, que puedes consultar aquí, son mucho más económicas). Si no tienes abono transporte, tendrás que abonar 25 euros anuales, 15 euros si tienes ya una tarjeta de transporte (mensual o anual) de la Comunidad de Madrid, con la que además podrás operar directamente, sin necesidad de sacar una nueva.

Recoge tu bicicleta

No es necesario reservar (aunque puedes hacerlo a través de la app), simplemente acércate a la estación más cercana y localiza una bicicleta disponible. Debe tener una luz verde en su punto de anclaje, si es azul es que la bicicleta está reservada. Desliza tu tarjeta por el lector situado a la izquierda, en el anclaje, hasta que oigas un pitido, y saca tu bicicleta, tirando hacia atrás con las dos manos.

Ajusta la bicicleta

Ajusta el sillín a tu altura, y recuerda que las bicicletas de Bicimad son eléctricas: puedes encender su motor con el botón ON/OFF situado en la parte izquierda del manillar, y puedes regularlo apretando MODE: LOW, MED Y HIGH son los tres niveles de asistencia eléctrica, siendo LOW el menor. Verás que con HIGH apenas te costará avanzar.

Devuelve la bici

Recuerda devolver la bici en una estación de Bicimad. Localiza un punto de anclaje vacío e introdúcela hasta que escuches una señal sonora. Por último, asegúrate de que la luz del punto de anclaje se pone roja, señal de que esta bicicleta vuelve a estar disponible. 

Sobre el autor:

Ruth Macarrón

… saber más sobre el autor