Cómo

Cómo elaborar, paso a paso, la clásica receta de la tarta de Santiago

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Jueves 25 de julio de 2019

1 minuto

Las almendras molidas son la base de esta deliciosa tarta que apenas se tarda una hora en preparar

Cómo elaborar, paso a paso, la clásica receta de la tarta de Santiago

Nuestros lectores amantes de la gastronomía gallega están de enhorabuena ya que mostramos, paso a paso, como hacer uno de los postres más típicos y deliciosos de esa bella tierra, la tarta de Santiago. Una receta para la que necesitarás como ingredientes principales, almendras, huevos, azúcar blanquilla, ralladura de la piel de medio limón, canela molida, mantequilla, aguardiente y azúcar glass.

Comenzamos elaborando nuestra tarta

Pese a que pueda parecer complicada en un principio, esta tarta no reviste de mayor complejidad y pueden incluso ayudarnos los más pequeños de la casa. Lo primero que haremos será moler las almendras, un cuarto de kilo, en una picadora: la mitad más o menos que quede como si fuese harina y la otra parte menos picada. Una vez molida la almendra, la pasamos al horno a 120 º C durante 10 minutos para tostarla.

Mientras las almendras van cogiendo color, añadimos en un bol el azúcar con los huevos (5 grandes para unos 8 comensales) y batimos todo. Reservamos aparte.

A continuación, preparamos la ralladura de limón y la añadimos al recipiente del huevo batido junto con medio chupito del licor y media cucharada de canela. Cuando saquemos la almendra del horno y se haya enfriado, la añadimos también a esta mezcla

Cómo elaborar, paso a paso, la clásica receta de la tarta de Santiago

Un toque de horno y lista

Hecha ya la mayor parte de la receta, ya solo nos queda rematarla en el horno. Para ello, precalentamos este electrodoméstico a unos 180º C durante unos 10 minutos y, mientras tanto, cogemos un molde desmontable y lo untamos con una capa de mantequilla para que la tarta no se pegue al sacarla y se destroce por completo. 

Echamos la crema que será la base de nuestra tarta de Santiago y metemos el molde en el horno a esa misma temperatura que lo hemos precalentado durante algo más de media hora. Verás, pasado ese tiempo, cómo ha cogido un tono dorado

Ni se te ocurra desmoldarla cuando aún está caliente; deja que la tarta repose y se enfríe previamente. 

Para hacer la receta perfecta, ayúdate de azúcar glass y, con una plantilla, deja marcada la cruz de Santiago tan característica de este delicioso postre. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?