Cómo

Cómo eliminar las molestas pulgas y garrapatas de tu perro (y de tu casa)

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Lunes 3 de junio de 2019

2 minutos

Insectos y ácaros se pueden eliminar con una higiene correcta y usando productos antiparásitos

Cómo eliminar las pulgas de tu perro

No se trata de un problema menor. Las pulgas o garrapatas que puedan adherirse al pelo o piel de tu mascota son transmisoras de enfermedades y afecciones no solo para estos animales de compañía sino también para las personas: reacciones alérgicas, parásitos, patologías infecciosas o problemas graves de salud por la simple picadura de una garrapata. 

Por eso te damos estos consejos para evitar la plaga de estos diminutos bichos y evitar, así un rebrote de los mismos. 

Consejos para los animales

Si descubres que tu perro se rasca más de lo habitual quizá tengas que preguntarte a qué es debido ese picor tan continuo. Así, cuando descubras que tiene pulgas o garrapatas, es importante no dejar de lado estos consejos:

  • Baña a tu perro con lociones específicas para eliminar estos bichos. 
  • Si tienes algo de maña y paciencia puedes hacerlo tú mismo o pedir ayuda a tu veterinario: quítale las garrapatas de la piel con unas pinzas o un peine especial. Si ha quedado alguna herida –las garrapatas muerden–, limpia esa zona con agua templada y jabón, desinfecta la herida y déjala secar al aire. 
  • Usa collares antiparásitos. En el caso de que sea un cachorro será el veterinario el que te recomiende el producto más indicado. 
  • Los remedios naturales te pueden ayudar. Haz tu propia loción casera con vinagre de manzana y el limón y rocía el cuerpo de tu perro. El olor no será muy agradable pero el ácido es muy eficaz para que esos "inquilinos" se vayan. 

¿Y en tu casa?

Tu perro está listo, pero ¿qué pasa con tu casa? Es posible que si tu can tiene por costumbre dormir largas siestas encima de tu sofá o de la alfombra del salón, sean zonas donde también campen a sus anchas garrapatas y pulgas. Así que, manos a la obra. 

Toda la ropa, textiles y enseres que hayan estado en contacto con tu animal doméstico debe ser lavados a temperatura muy caliente para matar todo resto de ser vivo. Lo ideal es terminar ese lavado, en el caso de la ropa, con la secadora para eliminar hasta el bicho más resistente. Los textiles que no se puedan meter en la lavadora (colchón, edredones, alfombras de gran tamaño...) es mejor que pases una aspiradora a fondo. Lo mismo que por el resto de rincones de la casa. 

Para cerciorarte de que no hay ni rastro de pulgas o garrapatas, puedes comprar un insecticida en forma de spray y rociar aquellos espacios que crees que se han visto más expuestos a esa plaga, sobre todo las zonas oscuras y húmedas ya que puede quedar alguna que otra larva. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?