Cómo

'Home staging': cómo mejorar tu casa para alquilarla o venderla

Victoria Herrero

Jueves 5 de diciembre de 2019

2 minutos

Trucos para resaltar el aspecto de tu vivienda y que atraiga a compradores o inquilinos

Consejos de decoración para alquilar o vender tu casa (Bigstock)

¿Cuántas veces hemos visto anuncios inmobiliarios de venta o alquiler de una casa sin fotos o con imágenes que muestran un hogar sucio y descuidado? Está claro que así resultará imposible que esa vivienda encuentre un comprador o un futuro inquilino. Y es que lejos de una puesta a punto en cuanto a limpieza y orden –lógico, por otro lado– hoy en día existe una técnica llamada home staging. Así, pues, se trata de aglutinar una serie de trucos, no solo decorativos, para que tu casa luzca como nueva y pueda ser vendida o alquilada en poco tiempo. 

Decoración de una habitación (bigstock)

Resulta erróneo considerar que el home staging es solo aplicar unas cuantas pinceladas de decoración. Esta técnica va mucho más allá, ya que puede ser considerada como una herramienta de marketing centrada en el impacto visual que esa vivienda tendrá en un comprador o inquilino. Y es que, cuanto mejor esté presentado un producto, en este caso nuestra casa, más clientes encontraremos interesados en ella. Especialmente, cuando hablamos de un sector como el inmobiliario con tanta oferta y demanda.

Y tampoco es necesario hacer costosas reformas cambiando por completo el diseño de la casa. Con lo que se tiene y una pequeña inversión en detalles se puede dar un lavado de cara profesional a tu hogar. 

Consejos de 'home staging'

Las máximas siempre presentes a la hora de aplicar esta técnica es ampliar los espacios, hacerlos más limpios visualmente y eliminar todo rastro de personalización de sus antiguos propietarios. En este caso, la regla de menos es más es, cuanto menos, necesaria. Nada de habitaciones o cuartos de baños con tendencia al barroco; cuantos menos muebles y accesorios mejor. Y sin son en colores neutros, un punto extra. Además, tampoco es el momento de que todo el mundo vea las fotos familiares encima de la cómoda o el albornoz con el que te secas después de la ducha. 

Si es necesario, podemos sustituir un viejo sofá o una mesa deteriorada por un conjunto de muebles nuevos y en versión económica. Los nuevos diseños de aspecto nórdico nos pueden servir de mucha utilidad en este caso. Pero la casa siempre debe estar amueblada. Los futuros habitantes tienen que imaginarse viviendo en ese hogar y no lo pueden hacer si solo ven techos, paredes y suelo. 

Con todo, el trabajo que se haga en ese inmueble se debe ver reflejado en unas fotografías profesionales que atraigan todas las miradas. Obligatorio, que se ajusten a la realidad de lo que se está vendiendo o alquilando.  

En resumen, las claves del 'home staging' son:

  • Fuera personalización
  • Colores neutros y claros
  • Amplios espacios con pocos muebles
  • Minimalismo frente a exceso de decoración
  • Fotos profesionales y realistas
0

No hay comentarios ¿Te animas?