Cómo

Medidas para que los mayores se protejan de los delincuentes en casa y en la calle

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Sábado 16 de noviembre de 2019

4 minutos

Hay que ser cautelosos al aceptar la ayuda de desconocidos y denunciar siempre ante un robo

Medidas para que los mayores se protejan de los delincuentes en casa y en la calle

Los delincuentes saben que las personas mayores son un blanco fácil a la hora de cometer robos tanto en la calle como en casa. Es por ello que se deben tomar una serie de precauciones en los dos ámbitos para evitar ser el objetivo de los ladrones. Si aun así hemos sufrido algún ataque de estas características, es importante hacer la denuncia pertinente para que podamos recuperar nuestros objetos con más facilidad y así favorecer la labor de los cuerpos de seguridad.

En casa

Desde la Dirección General de la Guardia Civil (@guardiacivil) recomiendan no abrir nunca la puerta de casa a personas desconocidas ni tampoco hacerlo desde el telefonillo. Debemos tener instalada una mirilla en la puerta, y mirar por ella siempre antes de abrir. Para aportar más seguridad podemos instalar una cadena y ponerla siempre antes de la apertura si no estamos seguros de quién puede estar al otro lado.

Si se trata de alguien con quien no hemos quedado previamente, nos ofrece la venta de un producto o no es una persona conocida, vecino o similar, es recomendable no invitarles a entrar en casa. En el caso de ser un delincuente, intentará por todos los medios convencernos para entrar, por lo tanto, si tenemos dudas, lo mejor en esos casos es desconfiar.

Igualmente si no hemos solicitado ningún servicio técnico o nos han enviado una notificación oficial de que van a hacer una inspección en nuestro hogar, estos argumentos han de generarnos desconfianza. Además es recomendable que, a pesar de saber que tienen que pasarse por casa por este motivo, pidamos una identificación al personal encargado de realizar las reparaciones, las revisiones o los cobros en el domicilio.

Robos en casa

Después se han de tomar algunas medidas en cuanto a la protección de la casa. Debemos comprobar que todas las puertas de acceso cierren bien y tengan las cerraduras pertinentes. Podemos dejar echadas las llaves para dificultar el forzamiento de la puerta de entrada. Las ventanas han de ser seguras igualmente, y es recomendable que se cierren correctamente. Los bajos siempre son más susceptibles de robos, por lo que tal vez sea conveniente que las cubramos con rejas para estar más seguros. Como alternativa, se pueden instalar persianas con cerrojos interiores.

En el caso de considerarlo necesario, podemos colocar algún dispositivo de seguridad, como puede ser una alarma, aunque hay que tener en cuenta que este servicio conlleva una cuota normalmente mensual.

Al mismo tiempo recordar que no es recomendable que comentemos con desconocidos dónde vivimos y si vamos a estar ausentes durante una temporada no se debe decir a nadie, salvo que sea un familiar o alguien de mucha confianza. En algunos municipios, la Policía Local ofrece un servicio de custodia de llaves y vigila la vivienda durante nuestra ausencia.

En la calle

Cuando caminemos por la calle es aconsejable hacerlo siempre por la parte interior de la acera y llevar el bolso en el lado de pared. Es mejor que estos sean de asa y no de correa. En las grandes aglomeraciones tenemos que estar muy pendientes tanto de los bolsos como de las carteras. Los primeros siempre tienen que estar bien cerrados y las carteras no han de estar en un lugar visible. Una opción es llevarlas en el interior de la chaqueta, pero en un bolsillo que pueda cerrarse con cremallera, por ejemplo. Existen sistemas para sujetarlas al cinturón o los pantalones y portarlas en esta parte de la indumentaria.

Hay muchos timos y estafas, aparte de los hurtos se producen en la vía pública, es por ello que no hay que aceptar propuestas o invitaciones de ningún tipo, por muy ventajosas que puedan parecer. Al contrario, esto es lo que nos tendrá que hacer sospechar. Este tipo de delincuentes suelen tener mucha labia, son unos maestros del engaño y pueden convencernos con más facilidad de la que pensamos.

En el caso de salir solos, es mejor no llevar joyas lujosas que sean objeto de tirones o que resulten demasiado ostentosas y atractivas para los atracadores.

De viaje

Al ir de viaje la documentación personal ha de acompañarnos siempre, así como cualquier otro documento que sea necesario, como puede ser alguno relativo a nuestro estado de salud.

Viajar con lo básico y vital es fundamental, pues además de ir más ligeros, ante un robo la pérdida siempre será menor. Nuestras pertenencias personales siempre deben estar bajo control y no las tenemos que perder de vista. Y, por supuesto, se ha de procurar no dejar las maletas a desconocidos o personas que no estén acreditadas. De igual modo, si alguien nos ofrece que le llevamos las suyas no lo hagamos, ya que no lo conocemos y no sabemos qué intencionalidad puede haber detrás de esta petición.

¿Cuáles son los cajeros que cobran mayores y menores comisiones por sacar dinero?

Al ir al banco

Al sacar dinero en un cajero automático es mejor hacerlo de día y acompañado, a ser posible. Antes de hacerlo, se recomienda mirar bien en los alrededores, vigilar que no haya nada ni nadie sospechoso y procurar no sacar grandes cantidades de dinero. Las claves se tienen que memorizar y no llevarlas nunca apuntadas en ningún sitio y menos en un papel en la cartera.

Para hacer gestiones en las que sea necesario firmar, hacer cobros o pagos es mejor ir junto a alguien de confianza. Cuanto más pagos domiciliemos, menos tendremos que acudir a la sucursal y evitaremos el riesgo que supone salir con dinero a la calle.

En internet

En las compras online se ha de comprobar que la página es segura y que se va a garantizar la privacidad de nuestros datos. De modo que no si no estamos seguros lo adecuado es no comprar por este medio. Las grandes ofertas de la red pueden esconder timos, así pues hemos de estar vigilantes en este sentido.

Del mismo modo, no hay que facilitar datos bancarios por email, sobre todo cuando se reciben mensajes supuestamente de nuestro banco pidiéndonos las claves o los números de nuestras tarjetas bancarias.

Por último, desde las autoridades se aconseja siempre ser precavidos con los perfiles de las redes sociales.

0

No hay comentarios ¿Te animas?