Practicopedia

Consejos para limpiar las ventanas y persianas correctamente

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Domingo 7 de marzo de 2021

3 minutos

Si tus persianas se desmontan introdúcelas en la bañera para una limpieza profunda

Consejos para limpiar las ventanas y persianas correctamente Foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Domingo 7 de marzo de 2021

3 minutos

Aunque parezca una ardua tarea, limpiar las ventanas al completo, con persianas incluido, puede resultar más sencillo de lo que imaginas siguiendo estos consejos.

Las ventanas, al ser transparentes y con abundante luz, son lugares de la casa donde rápidamente se aprecia si somos unos expertos en aquello de la limpieza o no.

Al ser un lugar expuesto a las condiciones climatológicas y medioambientales del exterior como la contaminación, las lluvias, el polvo o la nieve, entre otros, son también los primeros espacios en ensuciarse.

Para una limpieza correcta de las ventanas al completo es importante que sigas estas recomendaciones.

En primer lugar, debes hacer una limpieza de arriba abajo, ya que de lo contrario mancharíamos lo que hemos ido limpiando previamente.

Persianas

Comenzaremos por limpiar las persianas. Para ello, necesitaremos un paño de microfibra, un cepillo suave, un jabón líquido y agua templada.

Si tus persianas son desmontables estás de suerte, puedes llevarlas a la bañera y limpiarlas ahí en profundidad y de manera cómoda y sencilla. En el caso de que no sea así, no te preocupes, tenemos solución.

Igualmente, si dispones de una vaporeta ¡enhorabuena! ya que el tiempo de limpieza, así como la dificultad se reducen drásticamente, pero si no tienes, tampoco hay problema.

Lo primero que debemos hacer es cerrarlas por completo y quitar todo el polvo que tengan con ayuda del cepillo, el paño e incluso una aspiradora, eso sí, sin demasiada fuerza para no dañarla. La idea es quitar la suciedad más incrustada ya que de lo contrario, si empezamos por el agua y el jabón directamente estaríamos simplemente esparciendo la suciedad de un lado a otro.

A continuación, iremos limpiando cada lámina poco a poco. Para las zonas estrechas podemos ayudarnos con un cepillo o bien de un cuchillo, el cual liaremos con un paño humedecido en agua y jabón.

Finalmente, pasa de nuevo un paño húmedo para retirar cualquier resto de suciedad o agua que haya podido quedar y sécala.

Recuerda la importancia de limpiar también las correas en el caso de las manuales y los interruptores en el caso de las eléctricas.

Consejos para limpiar las ventanas y persianas correctamente Foto: bigstock

Marco de la ventana

Será el siguiente paso que debemos llevar a cabo.

Para evitar arañar este tipo de superficie es aconsejable utilizar un paño suave con agua y jabón.

Finalmente lo secaremos bien para evitar manchar los cristales, los cuales serán los siguientes en limpiar.

Cristal

Para una limpieza correcta, es importante hacerlo cuando la luz solar no incida directamente.

A continuación, limpiaremos primero el exterior y luego el interior. Para cada zona haremos movimientos diferentes ya que de ese modo podremos detectar fácilmente qué hemos dejado sin limpiar. Para que queden relucientes hay multitud de trucos caseros, desde secar con papel de periódico, a utilizar cebolla, patata o vinagre.

Finalmente podemos repasar todo con un trapo seco en el caso de que haya quedado alguna zona sin limpiar correctamente.