Cuándo

¿Qué es el Urbason y en qué situaciones puede ser necesaria su administración?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Viernes 11 de octubre de 2019

3 minutos

Conocer su interacción con otros fármacos o alimentos es básico para evitar reacciones adversas

¿Qué es el Urbason y cuándo puede administrarse?

ACTUALIZADO

Urbason es una marca registrada de los laboratorios Sanofi-Aventis (@SanofiES) cuyo principio activo es la metilprednisolona, un tipo de los denominados corticosteroides que actúa disminuyendo la producción de las distintas sustancias que genera el organismo y que provocan inflamación, generalmente como respuesta a una fuerte reacción alérgica, tal y como explica el centro de información de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (@AEMPSGOB).

¿En qué casos es necesaria la metilprednisolona?

El Urbason se utiliza en dos clases de tratamientos: los continuados, que se aplican en dosis determinadas durante un cierto periodo de tiempo, y los de emergencia. En ambos casos, siempre deben suministrarse bajo estricto control médico.

urbason

Se trata de un remedio habitual ante reacciones alérgicas graves, como las que pueden provocar las picaduras de un insecto, y que impliquen un riesgo de shock anafiláctico. El medicamento puede administrarse por vía oral o a través de una inyección intramuscular o intravenosa si es necesaria una rápida actuación. El Urbason es uno de los fármacos que puede resultar eficaz a la hora de frenar una anafilaxia con síntomas tanto a nivel cutáneo (enrojecimiento, habones, picor, hinchazón…) como a nivel interno, afectando a órganos vitales del sistema digestivo, respiratorio e incluso cardiovascular.

Sin embargo, no es el único medicamento que puede frenar esa reacción alérgica. También la inyección directa de adrenalina, la administración de antihistamínicos o el uso de broncodilatadores pueden ser recomendables o imprescindibles, tal y como indica la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (@SEAIC_Alergia).

En cualquier caso, será el médico quien determine la necesidad de recurrir a un fármaco concreto según el estado general que presente el paciente y su nivel de gravedad y riesgo. Si la mejor opción es el Urbason en solución inyectable, ha de ser un profesional sanitario quien la administre. La inyección es dolorosa y debe ser aplicada por manos expertas, en un tiempo y a una velocidad determinados.

Urbason

¿Qué otras enfermedades pueden requerir su uso?

El poder antiinflamatorio de la metilprednisolona la convierte en una solución eficaz frente a una respuesta “desproporcionada” del sistema inmunológico. Además, este fármaco se utiliza en el tratamiento de otras enfermedades, como puede ser una crisis asmática o un edema cerebral (inflamación del cerebro).

Aunque el Urbason se relaciona con reacciones alérgicas alarmantes del sistema inmunitario, también puede formar parte de un tratamiento farmacológico habitual, administrado en forma de comprimidos de 4, 16 o 40 miligramos de metilprednisolona. Es normal su uso para controlar las crisis agudas que aparecen con la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), en el caso de una insuficiencia de corticoides en el organismo (insuficiencia adrenocortical) o por enfermedades reumáticas que impliquen inflamación, como ocurre en la artritis reumatoide o algunos tipos de espondilitis.

urbason

Efectos adversos y contraindicaciones

Como ocurre con otros medicamentos, el Urbason puede estar contraindicado en algunos casos. También es importante tener en cuenta su posible interactuación adversa si se toma con otros fármacos, incluso con aquellos adquiridos sin receta médica. Por supuesto, si se es alérgico a alguno de sus componentes, el Urbason no debe tomarse bajo ningún concepto.

Antes de recetarlo o administrarlo, el médico confirmará o descartará la presencia de úlceras gástricas o duodenales, enfermedades como la diabetes o las relacionadas con el tiroides, o si el organismo presenta algún grado de desmineralización ósea (osteoporosis), entre otros factores.

En el caso de las personas mayores, el control médico periódico es esencial para evitar efectos secundarios no deseados. Antes de recetarlo, el facultativo tendrá en cuenta el historial clínico del paciente y deberá comprobar que no ha habido una vacunación reciente, ya que no se recomienda la toma de Urbason semanas antes o después de haber sido vacunado, salvo en casos de emergencia.

Es importante, además, tener en cuenta que el fármaco puede interactuar no solo con otras medicinas, sino con alimentos como los zumos de frutas ácidas, especialmente aquellos que incluyen pomelo.

Como posibles efectos secundarios, recogidos por el Sistema Español de Farmacovigilancia (SEFV), se han descrito algunos leves como mareos, dolor de cabeza o alteraciones visuales, que siempre habrá que comentar al especialista por si fuese necesario suprimir su toma o modificar la dosis.

0

No hay comentarios ¿Te animas?