Practicopedia

Si fallece tu mascota, ¿dónde y cómo puedes enterrarla?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Viernes 9 de agosto de 2019

2 minutos

Tienes distintas opciones para darle un adiós digno a ese animal que ha formado parte de tu vida

¿Dónde y cómo puedes enterrar a tu mascota?

Es un momento difícil, porque un perro o un gato pueden llegar a convertirse en un miembro más de la familia, pero si tu mascota ha fallecido, aunque cueste ser prácticos, debes tener en cuenta algunos aspectos importantes. Desde contactar con un centro veterinario para comunicar el fallecimiento y anular el microchip, hasta encontrar un lugar donde enterrarlo, si es eso lo que quieres hacer.

Los pasos que debes seguir si tu mascota fallece

Qué hacer con el cuerpo sin vida de tu mascota es una decisión que tendrás que tomar. Por motivos de salud pública, está prohibido y penalizado económicamente deshacerte de cualquier animal doméstico fallecido con métodos más que criticables, como tirarlo a la basura. Dependiendo de la legislación de cada autonomía, es posible realizar un enterramiento en un espacio privado (parcela, finca, jardín…), pero siempre previa autorización y cumpliendo una serie de requisitos. Por norma general, las mascotas deben ser enterradas en espacios expresamente destinados a tal fin.

Cómo y dónde enterrar a tu mascota

Si tu mascota fallece, debes comunicarlo bien al veterinario, responsable habitual de su salud, que se hará cargo de los distintos trámites administrativos; bien a los servicios municipales, que también tienen establecidos protocolos para la recogida de animales que han muerto y deben ser tratados con la dignidad necesaria, generalmente recurriendo a la incineración. En muchos ayuntamientos, entre ellos el de Madrid (@MADRID), este es un servicio gratuito para animales de compañía, siempre que se trate de un solo ejemplar.

Si prefieres ser tú quien se encargue directamente de la gestión, lo primero que debes comprobar es si tienes contratado un seguro de mascotas que cubra esta situación. También existen empresas privadas que se encargan de la recogida y posterior incineración o enterramiento del animal.

Las dos opciones son igualmente válidas y dependerá de lo que tú consideres oportuno. El coste de la incineración individual de una mascota, con la posterior entrega de sus cenizas, oscila entre los 250 y los 300 euros. También es posible enterrar a tu animal de compañía en alguno de los cementerios de mascotas que hay en España, como El Último Parque, uno de los más grandes y ubicado en Arganda del Rey (Madrid), o el Cementerio de Pequeños Animales, a escasos 15 minutos de Barcelona.

Que tu perro o tu gato tenga un funeral y una sepultura a la que puedas acercarte para mostrarle tu cariño es posible y se trata de una opción cada vez más habitual.

0

No hay comentarios ¿Te animas?