Practicopedia

Te contamos todo sobre la conjuntivitis en perros y gatos

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Miércoles 26 de junio de 2019

1 minuto

En el caso de los gatos que son cachorros, esta afección ocular puede ser grave si no se trata

¿Cómo saber si tu perro tiene la vista en buen estado?

Es una de las afecciones más molestas que podemos sufrir en los ojos, la conjuntivitis. Pero no es algo exclusivo de las personas, ya que nuestras mascotas también padecen esta inflamación oftalmológica como consecuencia de una agresión externa producida por bacterias, virus, parásitos, tóxicos en contacto con el ojo o de que el sistema inmunitario está bajo mínimos.  

Tu mascota sufre conjuntivitis: señales de alarma

Es entonces cuando puedes notar que tu perro o tu gato se encuentra molesto, tiene el ojo lloroso y enrojecido y no para de intentar rascarse con sus patas para aliviar el dolor y el picor que siente en ese momento. Además, observarás cómo aparecen unas legañas espesas de color blanco, amarillo o verdoso y de mal aspecto alrededor de sus ojos, que suelen estar cerrados o semicerrados por esas molestias.

En cuanto veas estas señales, es importante acudir al veterinario para que haga una exploración ocular, compruebe cómo se encuentra el ojo y determine el tratamiento más adecuado en cada caso. Es fundamental que no demores mucho la visita al especialista, sobre todo con los gatos que todavía son cachorros, pues esta afección puede complicarse y ser grave. No intentes echarle colirios por tu cuenta ni manipular en exceso sus ojos, el remedio puede ser peor que la enfermedad. 

Conjuntivitis en perros y gatos

En el caso de los perros, a las causas antes mencionadas se une muchas veces la presencia de cuerpos extraños que se han quedado pegados al ojo tras olisquear entre la hierba o los arbustos. En este supuesto, hay que actuar con sumo cuidado para quitar con unas pinzas esos restos de plantas, semillas, espigas o incluso pequeños insectos escondidos bajo los párpados. Algo que solo debe hacer el veterinario. 

Algunas precauciones previas

No debes descuidar la salud ocular de tus mascotas ya que es algo vital, sobre todo si se trata de un perro que tiene el pelo largo. Si es así, evita que le entre en los ojos, pues puede llevar suciedad que acabe dentro de la zona ocular. Lo mejor es recortar el pelo alrededor de los ojos para que no le moleste.

Y no te olvides de mantener los ojos de tu perro o tu gato siempre limpios. Para ello, ayúdate de una pequeña gasa con suero fisiológico, así lograrás que todos los restos desaparezcan. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?