Practicopedia

¿En qué consiste la pedicura permanente?

Ruth Macarrón

Viernes 6 de diciembre de 2019

2 minutos

Un mes de uñas perfectas gracias a esta técnica

Pedicura permanente (Bigstock)

Sabemos de la importancia de acudir con regularidad al podólogo para mantener nuestros pies en buen estado, pero si además te gusta llevar las uñas pintadas, la pedicura permanente puede ser una buena opción para lucirlas perfectas este verano. Se mantiene intacta durante semanas y no hay que retocarla. Te contamos en qué consiste.

Pedicura permanente

Realizada siempre en un salón de manicura o un centro de belleza, la pedicura permanente emplea unos esmaltes especiales que duran hasta cuatro semanas, dependiendo de lo rápido que crezcan tus uñas. Suelen usar los esmaltes Shellac (@shellac), aunque cada vez hay más marcas que fabrican esmaltes permanentes o semipermanentes. Para fijarlos, se emplea una máquina de secado con luz led, y el resultado es un esmalte de efecto gel muy vivo, que queda muy bonito.

En qué consiste una sesión de pedicura permanente

Para conseguir un esmalte de uñas que dura casi un mes tendrás que dedicar un buen rato a la aplicación de la pedicura permanente, como mínimo una hora. No es un tratamiento exprés, pero olvidarte de volver a hacerlo durante semanas, compensa. Lo primero que harán en el salón de manicura es retirar el esmalte que lleves, y cortar y limar tus uñas para prepararlas para el esmaltado. Si eliges una pedicura spa o un tratamiento más profundo, también eliminarán durezas con una lima y aplicarán un producto exfoliante, para dejarlos suaves e hidratados.

A la hora de esmaltar, primero se aplica un producto protector o capa base, sobre el que se aplica el color elegido. Cada una de las capas se fijan con la lámpara de secado. Finalmente se aplica una capa superior que protege el color y le da el brillo tan característico de las pedicuras permanentes.

Cómo eliminar la pedicura permanente

Quizá el punto más negativo de la pedicura permanente es que no puedes retirarla en casa con acetona, como los esmaltes tradicionales, si no que tienes que volver a acudir al salón de manicura para que lo hagan. Allí te aplicarán un producto sobre la uña, que dejarán actuar durante un rato, para poder eliminar con suavidad el esmalte. Si no te va bien acudir al mismo salón, en casi todos ofrecen el servicio de retirada de pedicura permanente, que suele costar alrededor entre 5 y 10€.

0

No hay comentarios ¿Te animas?