Practicopedia

Sal gruesa, vinagre blanco o agua oxigenada: Así se lava y desinfecta una tabla de cortar

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Domingo 21 de febrero de 2021

4 minutos

Es necesario hacer una limpieza profunda para desinfectar las tablas de cortar correctamente

Sal gruesa, vinagre blanco o agua oxigenada: Así se lava y desinfecta una tabla de cortar
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Domingo 21 de febrero de 2021

4 minutos

La tabla de cortar es muy utilizada en nuestras cocinas para preparar y cortar todo tipo de productos como carnes, pescados o verduras, entre otros. Si no limpiamos correctamente esta superficie corremos el riesgo de que en ella se acumulen bacterias y otro tipo de microorganismos que pueden resultar perjudiciales para nuestra salud. En este artículo vamos a tratar de darte todas las claves para que desinfectes correctamente tu tabla.

Aunque pienses que solo con agua y jabón estás limpiando correctamente esta superficie, estás equivocado. Con ello solo quitarás la suciedad superficial, pero no es suficiente para desinfectarla.

Aunque el uso de una de madera o una de plástico dependerá del gusto de cada uno, lo cierto es que estas últimas tienen como ventaja que sí se pueden introducir en el lavavajillas, además de ser menos porosas que las de madera, por ello se recomiendan utilizarlas especialmente con algunos productos como la carne.

Vinagre blanco

Uno de los productos más desinfectantes y que recomendamos tener siempre a mano en nuestro hogar es el vinagre blanco.

Este producto no afectará a la madera y es capaz de combatir las bacterias comunes como la E. coli, Salmonella y Staphylococcus.

Para la limpieza debemos rociar la tabla con vinagre blanco y dejarlo actuar durante 10 minutos. Pasado ese tiempo la enjuagaremos y la dejaremos secar.

Limón

Es otro de los productos con poder antimicrobiano y antifúngico, impidiendo la formación de hongos y bacterias sobre la superficie. Además, es muy bueno para neutralizar los olores fuertes como el ajo y la cebolla.

La mejor forma de aplicarlo es cortando una rodaja de limón y frotándola sobre la superficie o bien rociándola con zumo de limón. A continuación, ponlo a secar sin enjuagar y una vez seco lávala como habitualmente.

Sal gruesa

La sal también es perfecta para desinfectar y actúa como exfoliante para quitar los restos incrustados de suciedad.

Para su aplicación, esparce la sal gruesa sobre la tabla y frótala con una esponja. Déjala actuar durante 20 minutos y quita los excesos.

Bicarbonato de sodio

Se trata de otro de los productos estrella para acabar con las bacterias, además de neutralizar los olores fuertes o el crecimiento de moho.

Para utilizarlo debemos frotar una gran cantidad de este producto sobre la taba. Después de 30 minutos echaremos un poco de zumo de limón y lo limpiaremos con un paño suave.

Agua oxigenada

Elimina bacterias, hongos y otros tipos de microorganismos.

Para ello, mezcla agua oxigenada con vinagre blanco y rocíalo por la tabla. Después de 20 minutos enjuágala con abundante agua.

Esta forma de limpieza está muy aconsejada cuando hemos cortado carne sobre ella, aunque los expertos recomiendan no utilizar las tablas de madera para la carne ya que las bacterias podrían filtrarse entre las grietas, es preferible utilizar una de plástico.

Aceite esencial de árbol de té

Se le atribuyen propiedades antibacterianas y antifúngicas. Para utilizarlo debemos agregar algunas gotas de aceite esencial de árbol de té en un barreño con agua e introducir la tabla. Después de 30 minutos, la limpiaremos como habitualmente.

¿Madera o plástico? Consejos para limpiar tu tabla de cortar sea del material que sea Foto: bigstock

Lejía

Este producto podemos utilizarlo solo para la limpieza de las tablas de plástico.

Otros consejos para un buen mantenimiento de las tablas

Recuerda que es importante secar muy bien las tablas para que la humedad no favorezca el crecimiento de microorganismos, así como guardarlas en un lugar seco alejado de alimentos frescos.

Si observas que tu tabla está muy deteriorada, nuestro consejo es que la cambies.

Además, te aconsejamos que utilices una tabla para cada grupo de alimentos.