Practicopedia

Los huevos, ¿mejor dentro o fuera de la nevera?

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Sábado 30 de enero de 2021

2 minutos

Aunque no es obligatorio, es aconsejable guardar los huevos en la nevera

Los huevos, ¿mejor dentro o fuera de la nevera? foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Sábado 30 de enero de 2021

2 minutos

No porque en el supermercado estén fuera de la nevera quiere decir que en nuestras casas también deban estarlo. Existen varias razones para saber dónde guardar nuestros huevos para conservarlos de la mejor manera posible y que estén en perfectas condiciones cuando vayamos a consumirlos. A continuación, te lo explicamos.

La gran duda surge cuando llegamos a casa después de haber comprado huevos en el supermercado y que estos no estuviesen en la nevera, ¿qué hacemos? ¿los ponemos en la huevera de la puerta de la nevera o por el contrario en la cesta de metal con forma de gallina en la encimera que queda ideal? Todo dependerá de la temperatura y de si los has lavado o no, cosa por cierto que no debes hacer y ahora te explicamos el porqué.

¿Los huevos deben estar dentro o fuera de la nevera? Foto: bigstock

Conservar la temperatura

Aquí está el quid de la cuestión. Por regla general es conveniente guardarlos en la nevera.

Los huevos tienen una fina capa trasparente en su interior justo debajo de la cáscara que protege al alimento de cualquier bacteria que se haya acumulado en su superficie. Esta cutícula puede romperse con los cambios bruscos de temperatura.

Si en los supermercados los huevos estuviesen en las neveras, al salir a la temperatura ambiente de la calle y volverlos a meter de nuevo en nuestras neveras, ese cambio brusco de temperaturas en tan poco tiempo podría romper la cutícula interior haciendo que, bacterias como la salmonela, infectasen al huevo.

Lo mismo ocurriría si al llegar del supermercado los dejamos en nuestras encimeras en pleno verano a 30º. Ese cambio de una temperatura ambiente a un calor extremo también podría dañar los huevos rompiendo su capa protectora y corriendo el riesgo de sufrir cualquier problema de salud tras su consumo.

Por ello, no es tan importante dónde guardemos los huevos sino como evitar exponerlos a cambios bruscos de temperatura.

En este sentido, el lugar más idóneo donde conservarlos en un ambiente fresco y seco, que es lo aconsejable, es la nevera, ya que allí no van a experimentar cambios de temperatura extremos, especialmente durante los meses de verano. No obstante, el resto del año, en el que las temperaturas ambientes son similares a las del supermercado y por lo tanto no hay cambios bruscos, podremos tenerlos en la bonita huevera de nuestra encimera. Aunque esto último tiene una excepción: si previamente los has lavado (algo que las autoridades sanitarias desaconsejan) deberás guardarlos en la nevera para evitar que cualquier bacteria que haya podido traspasar la cáscara prolifere.

Sobre el autor:

Manuela Martín

Manuela Martín es redactora especializada en temas de salud y ocio.

… saber más sobre el autor