Practicopedia

La mala calidad del sueño y su relación con el Alzheimer

Marta Vicente

Viernes 9 de abril de 2021

6 minutos

Dormir bien favorece la eliminación de sustancias implicadas en enfermedades neurodegenerativas

La mala calidad del sueño y su relación con el Alzheimer
Marta Vicente

Viernes 9 de abril de 2021

6 minutos

La falta de sueño puede afectar de manera muy negativa a la vida de la persona que la sufre. Aunque el número de horas necesarias para dormir varía de unas personas a otras y, a medida que envejecemos, nuestro organismo nos pide cada vez menos, la calidad y duración del sueño son aspectos fundamentales para toda la población, ya que, de lo contrario, pueden aparecer trastornos graves que impactan en la salud física y mental. 

Desde Quirónsalud (@quironsalud) explican este papel tan importante que desempeña el sueño en la salud y lo describen como "una necesidad fisiológica básica" que cumple con numerosas funciones al estar implicado "en procesos de recuperación homeostática, termorregulación, reparación de tejidos, control inmune, endocrinológico y consolidación de la memoria".

 

Insomnio: una alteración del sueño común en los mayores

Trastornos del sueño y Alzheimer

Los expertos de Quirónsalud aseguran que los trastornos del sueño están vinculados a la posibilidad de desarrollar enfermedades neurodegenerativas. La doctora Laura Lillo, responsable de la Consulta de Patología del Sueño del Servicio de Neurología del Hospital La Luz –centro perteneciente al grupo Quirónsalud–, afirma que el sueño lento y profundo cumple con una función neuroprotectora que favorece la eliminación de sustancias de desecho y desgaste celular implicadas en la enfermedad de Alzheimer, como el péptido beta-amiloide y la proteína tau.

Por lo tanto, "la evidencia científica sugiere que las patologías del sueño, que reducen su duración y calidad, como el insomnio y el Síndrome de Apnea/Hipopnea del sueño, aumentan el riesgo de presentar demencia, y aceleran el curso de la misma", explica.

Además, la doctora Lillo hace énfasis en la importancia de acudir a un especialista en Medicina del Sueño si la persona manifiesta cualquier dificultad para dormir, debido a que "el adecuado diagnóstico y tratamiento de las patologías del sueño es la mejor manera de proteger nuestro cerebro frente al desarrollo de enfermedades neurodegenerativas".

Igualmente, el aumento de la esperanza de vida está ligado a una mayor prevalencia de patologías, entre las que subrayan, las enfermedades neurodegenerativas. Dicho esto, Anabel Puente, jefe Asociado de servicio de Neurofisiología del Hospital La Luz, destaca que "no podemos ignorar los trastornos de sueño que se asocian a estas patologías con frecuencia, debido a la propia neurodegeneración de los centros y vías reguladoras del sueño".

Asimismo, los estudios polisomnográficos –que registran las ondas cerebrales, niveles de oxígeno en la sangre, frecuencia cardíaca y respiratoria, así como los movimientos de los ojos y las piernas durante el sueño–, realizados en pacientes con enfermedad de Alzheimer, muestran alteraciones en la fase REM –ciclo de sueño que ocurre entre los 70 y 90 minutos después de dormirse–.

Estas personas “tardan más en entrar en sueño REM y se encuentran durante menos tiempo en esta fase”, presentando unos resultados que “parecen relacionados con una alteración de las vías colinérgicas, responsables también de las variaciones en la memoria", subraya la doctora Puente.

 

Las doctoras Laura Lillo y Anabel Puente, de Quiirónsalud
Las doctoras Laura Lillo y Anabel Puente, del Hospital La Luz de Quirónsalud

El sueño, también ligado al Parkinson

Por otro lado, las doctoras Laura Lillo y Anabel Puente coinciden al afirmar que entre un 60 y un 90% de los enfermos de Parkinson sufren trastornos del sueño. Entre estas alteraciones, se han identificado el síndrome de piernas inquietas, insomnio, hipersomnia, trastornos de conducta asociados al sueño REM –que pueden preceder varios años a la enfermedad– e, incluso, “patologías de gran prevalencia en la población general se pueden encontrar con gran frecuencia, como el síndrome de apnea del sueño, hasta en un 60% de los pacientes", añade la jefe de servicio de Neurofisiología.

Finalmente, la doctora Anabel Puente hace hincapié en la importancia de realizar una historia del sueño adecuada y, si es preciso, estudios polisomnográficos en pacientes con enfermedades neurodegenerativas, porque puede ser clave a la hora de controlar numerosos síntomas que se presentan durante el día.

Sobre el autor:

Marta Vicente

Marta Vicente Carmona es Graduada en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos y Máster de Marketing Digital y en Edición y Postproducción Digital. Es redactora especializada en temas de sociedad y salud y tiene experiencia como Community Manager.

… saber más sobre el autor