Preguntas

¿Por qué dormir poco es malo para nuestra salud cardiovascular?

Marco Herrera

Foto: BigStock

Jueves 11 de julio de 2019

2 minutos

Existe relación directa entre dormir menos horas de las indicadas y sufrir enfermedades coronarias

Dormir poco es peligroso para la salud cardiovascular

Son cada vez más conocidos los efectos nocivos para la salud de dormir menos horas al día de las recomendadas por las autoridades sanitarias. La gente duerme menos que nunca. En el mundo occidental, el promedio por persona es de solo 6,8 horas de sueño por noche. Eso es 1,5 horas menos que el promedio de hace 100 años y está por debajo del mínimo aconsejado de siete horas diarias. Al mismo tiempo, hemos visto aumentos en la hipertensión, enfermedades coronarias, diabetes y otras afecciones crónicas, pero centrémonos en la salud cardiovascular.

Dormir poco agrava los problemas cardíacos

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS @WHO), la relación entre las enfermedades cardíacas y el sueño es bidireccional. La falta de descanso crónico aumenta el riesgo de dicha afección y empeora los síntomas para quienes ya la padecen. Tener un problema cardíaco hace que sea más difícil dormir bien.

Las investigaciones indican que la calidad del sueño es tan importante para la salud a largo plazo como la dieta y el ejercicio. La abrumadora cantidad de estudios que establecen una conexión entre la falta de sueño y las enfermedades del corazón ha llevado a la Organización Mundial de la Salud a emitir advertencias al respecto.

Según un trabajo realizado en 2017 con casi 13.000 adultos, las personas que duermen mal tienen un 71% más de riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca isquémica y un riesgo 45% mayor de ataque al corazón.

Problemas para dormir

Los pequeños trastornos del sueño también son importantes

Incluso los problemas más pequeños empeoran esa probabilidad. Por ejemplo, diversos estudios han descubierto que necesitar media hora o más para conciliar el sueño hace que tengamos un 52% más de posibilidades de tener patologías cardiovasculares y un 48% más de sufrir un derrame cerebral.

En 2011, un equipo de investigadores estadounidenses realizó un estudio exhaustivo que resumía los hallazgos de 15 estudios anteriores que se centraban en las enfermedades cardíacas y el sueño. En total, cubrieron a casi 475.000 personas y encontraron que tanto el sueño corto como el largo eran factores de riesgo para enfermedades del corazón.

Por otro lado, las personas que dormían poco (menos de 6 horas) tenían un riesgo casi un 50% más alto de morir por enfermedad coronaria y un 15% más por accidente cerebrovascular. Asimismo, las personas con un sueño prolongado (más de 9 horas) tenían un riesgo aún mayor de sufrir un derrame cerebral al 65% y un riesgo menor de enfermedades del corazón con un 38%, aunque aún es preocupante en comparación con los que tienen las personas sanas.

0

No hay comentarios ¿Te animas?