Porqué

¿Por qué el aguacate no se oxida con el "hueso"?

Carlos Zapatero

Viernes 15 de febrero de 2019

2 minutos

El aguacate es uno de los frutos que se oxida con mayor rapidez, aunque si al abrirlo lo dejas en contacto con la semilla, se ralentiza

El aguacate no se oxida con el hueso. ¿Quieres conocer los motivos de este misterio?(pixabay)

El aguacate es uno de los alimentos que más han aumentado su consumo. Este tipo de fruto ha tenido en los últimos años un crecimiento notable en los relacionado con sus pautas de consumo. Pese a ser originario de México, en países como España su popularidad es tal que se encuentra presente en gran parte de las dietas alimenticias que seguimos a diario. Es más, se cultiva en el sur de la Península.

Si te has decantado por su consumo, posiblemente hayas observado la rapidez con la que es capaz de oxidarse. ¿Alguna vez te habías preguntado por qué?

Motivos por los que el aguacate se oxida tan rápido

Si te gusta el aguacate, seguro que te has encontrado con esta situación en más de una vez. Has comprado dos o tres piezas en la frutería, aparentemente todavía verdes, y al poco tiempo de abrirlos has descubierto que ya están demasiado maduros para disfrutar de su sabor, adquiriendo un tono negro que a nadie le va a resultar demasiado atractivo. Esto se debe a que los aguacates contienen una gran cantidad de una enzima, bautizada como polifenol oxidasa, que hace que esta fruta, una vez es arrancada del árbol, comience un rápido proceso de maduración.

El aguacate no se oxida con el hueso. ¿Quieres conocer los motivos de este misterio? (pixabay)

Pese a que uno de los trucos más populares que suelen realizar sus consumidores más habituales es su conservación en la nevera, lo cierto es que esto no es suficiente. Si bien es verdad que conseguirás retrasar mínimamente su proceso madurativo, no es menos cierto que únicamente lograrás atrasar mínimamente los primeros síntomas de de maduración.

El "hueso", la clave para evitar su oxidación

Los compuestos del aguacate hacen que, en su contacto con el oxígeno, el color del interior del mismo cambie de manera radical. Diluyendo así el tono amarillo verdoso por un aspecto mucho más oscuro. Sin embargo, si, al abrir este fruto, logras dejar el "hueso" (realmente la semilla) dentro del mismo, éste hará de barrera para que el oxígeno no entre en contacto con el interior del aguacate, maximizando su estado de conservación durante un poco más de tiempo.

Sin embargo, a pesar de este truco, no tienes que fiarte. Nos encontramos ante una fruta que, por naturaleza, tiende a experimentar un rápido proceso madurativo. Conviene tenerlo en cuenta para planificar su consumo cuanto antes.

0

No hay comentarios ¿Te animas?